Os recomendamos El pan de la guerra

Afganistán, una tierra marcada por las guerras donde la vida nunca ha sido fácil. Pero bajo el yugo talibán se ha vuelto todavía mucho más dura, especialmente para las mujeres.

El pan de la guerra es un drama de animación que muestra la vida de Parvana, de once años, y su familia. Juntos comparten pobreza e historias en la cruel realidad de Kabul. Pero su situación pasa de difícil a desesperada cuando el padre de Parvana, único hombre de la familia, es detenido y encarcelado.

Dirigida por Nora Twomey, la producción irlandesa-canadiense está basada en el libro de Debora Ellis, The Breadwinner (título original de la película). Contó con la producción ejecutiva de Angelina Jolie, y desde que vio la luz en 2017 ha recibido un gran número de premios y nominaciones, incluyendo Óscar y Globo de Oro.

En España The Breadwinner se estrena en cines el 14 de Junio bajo el nombre El pan de la guerra, y no podemos dejar de recomendarla. Con una bella animación y una historia impactante y conmovedora, esta película tiene el poder de emocionar.

Póster de «El pan de la guerra», drama de animación de Nora Twomey.

La realidad supera la animación

La retorcida represión religiosa de los talibanes prohíbe salir a las mujeres sin la compañía de un hombre. Por eso, cuando encarcelan al padre de Parvana, la situación familiar se torna insostenible. No pueden trabajar, no pueden comprar comida, no pueden recoger agua. Entonces la niña recurre a lo que parece la única opción: hacerse pasar por un niño.

Parvana descubre entonces que, como varón, la vida en la ciudad, si bien no es sencilla, al menos es posible. Al poder moverse, se convierte en nuestra ventana a las calles de Kabul. Mientras, la niña se revela como una persona asombrosa, capaz de llevar sobre los hombros el peso de su familia mientras intenta rescatar a su padre.

Tras la detención de su padre, Parvana no tiene más remedio que hacerse pasar por chico para moverse por Kabul.

Cuentos entrelazados

El pan de la guerra es una película bien construida, impactante y con un final magnífico.

El pan de la guerra es otra de esas películas de animación que no son solo para niños. Tanto el hilo principal como las muchas historias con las que se entrelaza son duras, crueles y, lo que es peor, realistas. Que Parvana sea un personaje de dibujos no impide que nos pongamos tensos cada vez que rompe las estrictas reglas. Porque sabemos lo que sucederá si la atrapan. Este drama es un bofetón de realidad, una que a veces no vemos… o preferimos no ver. Y, porqué no decirlo, un grito en favor del feminismo contra la opresión extrema que se da en ciertos lugares.

La narrativa tiene un toque poético, como de cuento infantil, y encaja con el estilo de los dibujos para lograr una bonita composición. El entrelazamiento con la historia que narra Parvana puede parecer que rompe la tensión… pero paciencia. Las piezas encajan de un modo maravilloso en un final que mantiene en vilo.

El pan de la guerra es una película bien construida, impactante y con un final magnífico. Si eres fan de la animación y de los dramas realistas, no dejes de verla. Si no lo eres, dale una oportunidad, porque te sorprenderá.

Director: Nora Twomey.

Duración: 93 minutos.

Fecha de estreno: 14 de junio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here