Las estrellas brillan en Érase una vez en Hollywood

Y así es, la nueva película de Quentin Tarantino, Érase una vez en Hollywood no es otra cosa que una oda. El director se encarga de plasmar su amor por el cine a través de una historia que realmente se convierte en algo secundario. Centrándose más en la forma que en el contenido, Tarantino se preocupa de hacer disfrutar al espectador. Se preocupa de transmitir su concepto de cine en cada escena. Esto hace que la trama principal quede a un lado, se difumine en la forma. Siempre se ha preocupado por los aspectos técnicos, pero nunca de esta forma.

Si hay algo que mantenga a flote la historia es su gran reparto. La química y el carisma que desprenden Brad Pitt y Leonardo DiCaprio es innegable. Sus monólogos culminan otro gran guion y sus interacciones son oro puro. La película te sumerge en otra película, y busca contar cómo era todo a través de cómo es ahora. Ese es el juego al que nos somete mientras se permite todo tipo de lujos. Lujos que ya llevan su nombre como plantar unos pies a mitad de plano, una música impecable o secuencias de acción brutales pero en este caso algo escasas.

 

Realidad y ficción, su juego favorito

Érase una vez en Hollywood nos cuenta la historia de Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) y su doble de acción (Brad Pitt). Rick está pasando a ser una vieja gloria del western en una industria que evoluciona a marchas forzadas. Por otro lado, Sharon Tate (Margott Robie), vecina de Rick, trata de amoldarse a una ciudad llena de estrellas y glamour. Situada en 1969, ambos se verán involucrados en la matanza de la familia Manson.

Una vez más y echando la vista atrás a la carrera del director, vuelve a hacer lo que mejor se le da: crear y jugar. Crea dos personajes inventados y le da una historia con mucho trasfondo (quizás demasiado), para meterlos en un tablero real. Un tablero real basado en la matanza de la familia Manson ni más ni menos. Sabemos que le gusta hacerlo a lo grande, como en Malditos Bastardos, y ha querido probar de nuevo.

Érase una vez en Hollywood

No siempre funciona todo

A pesar el buen planteamiento, la película tiene sus agujeros. Tiene detalles que la colocan uno o varios peldaños por debajo de sus demás obras. Le falla por ejemplo el guion que, aunque sigue estando en un alto nivel, no consigue plasmar su esencia. La construcción del contexto y los personajes y su recorrido hasta el último acto está demasiado estirada. Alarga demasiado una conclusión que termina siendo genial, pero que sabe a poco debido al extenso recorrido. 

En líneas generales, Érase una vez en Hollywood es una gran película de uno de los mejores directores de todos los tiempos. Sin embargo, no llega a cumplir las inmensas expectativas y queda por debajo de sus grandes trabajos.

Dirección: Quentin Tarantino.

Reparto: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Al Pacino, Kurt Russell, Bruce Dern,Timothy Olyphant, Michael Madsen, Tim Roth, Zoe Bell, Damian Lewis, Luke Perry,Emile Hirsch, Dakota Fanning, James Marsden, Clifton Collins Jr., Scoot McNairy,Damon Herriman, Nicholas Hammond, Keith Jefferson, Spencer Garrett.

Duración: 165 minutos.

Fecha de estreno: 15 de agosto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here