Nueva película favorita del año

El hoyo arrasó en el Festival de Sitges 2019 encumbrñandose como la mejor película de este año (con 4 galardones), después de ganar también el premio del público en Toronto. La producción, dirigida por el bilbaíno Galder Gaztelu-Urrutia ha conquistado a todos los espectadores, convirtiéndose en la cinta del momento, ya que todo el que lo ve sale fascinado.

La película se basa en un experimento social en el que la gente se presenta voluntaria para entrar en El Hoyo, un edificio de incontables plantas (niveles) situadas de arriba a abajo por las que cada día pasará una plataforma llena de comida. El truco está, en que la comida irá reduciendo a medida que baja de nivel. ¿Será la gente capaz de comer solo lo necesario para que la comida llegue a todas las personas?

Si esto no os ha parecido suficiente os traigo cinco razones por las que debes ver la película

5. La crítica social

Fotograma de El hoyo

Es sin duda, una muestra de la más pura crueldad humana. La película representa algo distópico, sí, pero nada lejos de la realidad. La falta de solidaridad, empatía y el individualismo están presentes a lo largo de toda la trama. Sin duda, el espectador se verá  envuelto en una espiral de todo tipo de emociones como miedo, tristeza, o asco.

En esta ocasión, la película invita al espectador a hacer autocrítica y pararse a pensar en cómo actuarían ellos si pasaran por las mismas circunstancias que nuestros protagonistas. Todo se eleva al nivel más humano pero despiadado posible.

4. El reparto

Ivan Massagué en El Hoyo

Acostumbrados a ver a actores como Iván Massagué o Antonia San Juan en papeles cómicos y más tradicionales será una grata sorpresa verlos interpretar a estos personajes excepcionales.

Iván Massagué actúa de manera brillante y dinámica, haciendo magia de una producción compleja. El actor es sin duda, una apuesta acertada que nos dejará con la boca abierta. A medida que avanza la película nos metemos en su piel para ponernos en situación y descubrir los aspectos más crudos de la vida de Goreng.

Por otra parte, Alexandra Masangkay y Zorion Eguileor, deslumbran con sus papeles extravagantes y profundos, siendo protagonistas de escenas de verdadero terror y pavor que cortan la respiración a cualquiera. Y por último pero no por ello menos importante, destacar la gran actuación de Antonia San Juan, sin duda un papel hecho a medida para ella y que borda completamente.

3. La música

Fotograma de El Hoyo

La banda sonora de una película es quizás, una de las partes más importantes de su desarrollo. El hoyo hace referencia a esto de una forma espléndida. Aránzazu Calleja, compositora de la BSO del filme ha sido capaz de despertar en el espectador incomodidad, angustia y tensión ante las diferentes circunstancias que se nos presentan.

Llama la atención la capacidad musical de la producción para meterte en situación. No solo es una banda sonora acertada, va más allá, completando la escena de forma icónica y transparente.

2. Los efectos visuales

Fotograma de El hoyo

Si bien el cine español acostumbra a presentar escenarios más cotidianos El Hoyo se sale de esa línea para ir un paso por delante. Los efectos especiales y la representación de escenas escaparan a toda lógica, situándose en lo paradójico y lo excepcional.

No solo veremos la construcción del asombroso hoyo y su mecanismo, sino también las escenas grotescas y ensangrentadas de las que forma parte la película. Hay planos que son realmente para enmarcar.

1. El toque cómico

Zorion Eguileor en El hoyo

A pesar de ser una película que podríamos encasillar dentro del thriller y la ciencia ficción, el toque cómico está muy presente. La relación que mantienen Iván Massagué (Goreng) y Zorion Eguileor (Trimagasi) durante su desarrollo es hilarante, invitando al espectador a descargar cierta tensión acumulada durante algunas escenas.

Es de agradecer estos toques de comedia, diálogos muy bien pulidos de acorde con la temática que nos presenta la película.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here