De repente el paraíso dirigida por Elia Suleiman

Hay días que el sol brilla en Sevilla, que el calor de verano parece no haber desaparecido, y otros días donde el frío y la oscuridad deja en evidencia la brillantez de la querida ciudad. El día ha estado marcado más por oscuros que por claroscuros, propios del barroco sevillano y os hablamos de dos películas que hemos podido ver en el Festival de Sevilla.

En el primer día del SEFF toca hablar de la comedia que nos propone Elia Suleiman en su nueva película. Una comedia europea al uso, bien encajada eso sí en la parrilla del Festival de Cine Europeo de Sevilla. La nueva película de Suleiman ejemplifica correctamente lo que para muchos es la nueva comedia europea, llena de vacíos y silencios recargados por situaciones de surrealismo e incomodidad al espectador.

Fotograma de «De repente el paraíso»

La sinopsis es clara, Suleiman (como protagonista de su propio filme) huye de Palestina para encontrar un nuevo hogar donde sentirse seguro, pero tras mucho viajar por diferentes países y continentes se dará cuenta de que Palestina parece ser que le sigue a todas partes. Todas estas vivencias se convertirán en sketches o situaciones de comedia a lo largo de todo el film. La premisa que sigue Suleiman es que muchos huimos de nuestros problemas, pero posiblemente esos problemas son los que nos hacen felices y es donde nos gusta estar realmente.

Lamentablemente, no funciona. La primera parte del film mantiene al espectador aprendiendo y descubriendo un poco más la cultura y la música musulmana (muy presente en todo la película). Pero a medida que va avanzando, el interés de la película se desinfla, la carga social que invade la película hace que pierda fuelle y sucumba a situaciones cómicas forzadas y al humor absurdo. Incluso aparecen super-poderes para causar risa, algo totalmente innecesario.

Fotograma de «De repente el paraíso»

Pero si hay algo a destacar de la película es el uso que hace de la banda sonora remarcando los lugares en los que se sitúa, por ejemplo música musulmana o árabe cuando está situado en dichos lugares. Hay sobre todo una escena a resaltar, es el plano de un desfile en plena calle parisina, sencillamente fantástica.

Otra de las propuestas que hacen grande a este film es la crítica social que hace contra el sistema establecido y la ignorancia que tienen hacia el conflicto palestino. Ejemplifica muy bien la sociedad americana y su consumismo en cuanto al armamento y la censura al cuerpo femenino y a la protesta. Muy bueno.

Intemperie dirigida por Benito Zambrano

En Intemperie veremos la historia de un chico que escapó del terrateniente de unas tierras en la comarca de Sevilla. Trasladando el clásico western a nuestro país y tras vagar por las tierras sevillanas, encontrará un pastor que le ayudará en su cometido de llegar a la ciudad y poder escapar mientras nuestros dos protagonistas crearan un lazo que les unirá.

Es una buena película western española y es un claro homenaje a esas grandes obras cinematográficas. Destacamos el gran trabajo como es habitual de Luis Tosar que junto a Luis Callejo y Vicente Romero sostienen el filme.

Fotograma de «Intemperie»

El personaje de Luis Tosar es un pastor acabado tras las vivencias vividas en su juventud; Luis Callejo como un terrateniente de la posguerra andaluz con su dureza y su apego al régimen franquista; y finalmente Vicente Romero como secuaz de Callejo, con mano dura y su típico humor masculino, que desde que realizó ese papel en otras producciones no sale de él, pero nunca lo hace mal.

Poco más que poder contar del primer día. Seguiremos con las crónicas diarias y las novedades que siempre nos trae el Festival de Sevilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here