Lo nuevo de Clint Eastwood, Richard Jewell

Vuelve Clint Eastwood a la gran pantalla, después del estreno de Mula en 2018. En esta ocasión, el director regresa con una historia basada en hechos reales. Hablamos del famoso caso de Richard Jewell, un agente de seguridad que salvó a muchas personas de una bomba aunque posteriormente el FBI lo consideró culpable de haber puesto el artefacto explosivo y así obtener algo de fama.

Si aún no has visto la película, te la recomendamos. Es una historia muy potente que llegó con mucha polémica y te daremos cinco razones para verla.

5. La historia

Richard Jewell nos presenta una historia basada en un caso real, un caso que fue muy controvertido y dividió a la opinión pública de Estados Unidos, ya que de un momento a otro Jewell pasó de héroe a cabeza de turco. Un guardia de seguridad que anhelaba ser policía, con problemas con la autoridad, ya que muchas veces se tomaba su trabajo demasiado serio y eso le trajo serias consecuencias.

Debido a que no consigue trabajo como agente de la ley, termina trabajando como agente de seguridad durante las olimpiadas de Atlanta de 1996. Mientras realiza su trabajo ve una mochila sospechosa y resulta que hay un artefacto explosivo dentro, y aunque trata de alejar a la gente del espacio al final hay muchos heridos, aunque menos de lo que se podría haber esperado.

Jewell pasa a ser un héroe nacional, siendo invitado a muchos programas, pero poco a poco el FBI lo va considerando un sospechoso principal, ya que tiene los rasgos para ser un terrorista en potencia. El mensaje más claro que da la película es como nos convertimos en meras marionetas de la policía, como se puede arruinar una vida y las de tu alrededor, pero sobre todo si creen que algún guardia o persona que se encuentre con una mochila desconocida decidirá entregarla o simplemente pasará…

4. El reparto

Los actores son uno de los puntos fuertes de la película, empezando por Sam Rockwell (Tres anuncios en las afueras, El vicio del poder), que encarna a Watson Bryant, el abogado de Richard Jewell. Rockwell es un actor que no ha hecho más que mejorar con cada trabajo, tiene una energía que sobrepasa la pantalla.

Kathy Bates (Misery, Titanic) es Bobi Jewell, la madre de Richard. Se trata de una actriz que no suele decepcionar, y aunque su papel es secundario sin duda tiene uno de los mejores momentos de la cinta. Tenemos a un actorazo como es Jon Hamm (Mad Men, Baby Driver) el agente del FBI Tom Shaw, que aunque personalmente me gusta verle en comedias, sin duda el papel está hecho a su medida, un agente implacable, obstinado y a la vez manejable.

Para ir terminando tenemos a Olivia Wilde (Rush, Her) quien interpreta a Kathy Scruggs, una actriz que sabe dar vida a diferentes personajes y en especial a esta periodista que fue la que lanzó la noticia de que Richard Jewell estaba implicado en el atentado. Por último y no por ello menos importante está Paul Walter Hauser (Beats, Yo, Tonya) uno de los rostros quizás menos conocidos de todos, pero es el alma de la película. La interpretación de Paul es sin duda extraordinaria, es lo más parecido al personaje real, se nota que lo ha dado todo, ha arriesgado con un personaje con diferentes matices y ha salido victorioso.

3. La polémica

La película llegó a las salas de cine con una gran polémica, un periódico denunció a la productora ya que en la cinta se muestra (SPOILER) un intercambio sexual de la periodista Kathy Scruggs y el agente del FBI Tom Shaw. Ella le ofrecía sexo a cambio de información que pudieses usar en su trabajo. Se muestra así a una Scruggs ambiciosa, que quiere sobresalir, tener una portada en el diario y lo logra gracias al soplo del agente del FBI.

La productora contestó que la historia se basa en hechos reales, en información concreta y testimonios para realizar la película. Pero claro, a pesar que se muestra claramente como es la personalidad y la ambición de la periodista, muchos medios alegan que ella no puede defenderse ya que falleció en 2001, cinco años después del atentado a causa de una sobredosis.

La película habla por sí sola, y vemos de una forma muy evidente el intercambio de información, pero bueno, únicamente se espera que hayan tratado el tema como debería ser, sin extralimitarse.

2. Clint Eastwood

Con 41 películas como director, Clint Eastwood no es solo uno de los actores más conocidos del mundo, también un director con el que muchos quieren trabajar. Cierto es que en su larga trayectoria hay de todo, películas buenas y otras no tanto. En está ocasión ha realizado un gran trabajo, gracias a la adaptación de Billy Ray, basado en el artículo de Marie Brenner.

Mula, su anterior película no fue un taquillazo, como lo fue El gran torino, pero en está oportunidad ha sabido resarcirse y darnos una película basada en una historia real, con personajes auténticos y mostrando los peores momentos de ellos.

El director, actor y productor ha realizado con Richard Jewell un trabajo insuperable.

1. La dirección

Clint Eastwood realiza una dirección de diez en la película, el reparto, la historia, fotografía, dando como resultado que Richard Jewell sea una historia digna de conocer, logra cautivar al espectador, nos adentra en la historia y por breves momentos somos los que juzgamos a cada personaje.

La maestría con la que dirige hace que veamos cada problema y resultado desde un punto de vida único, los actores son de lo más atractivo de la cinta, todo debido a una gran dirección que ha realizado Eastwood, contando en 131 minutos una historia impactante digna de ver en la gran pantalla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here