BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Es el turno de Diana

Desde hace un tiempo he estado realizando varios artículos que recogían lo mejor y lo más excéntrico del cine.. He hablado de cortometrajes y de largometrajes, sin renombre y con renombre. Pero nunca he hablado mal de ninguna obra cinematográfica. Hasta hoy.

El Black Friday está marcado en rojo en cualquier calendario cinéfilo y es que se oferta multitud de cine, físico y mediante plataformas de ‘streaming’. Aquí empieza mi historia con esta película, en dicho viernes renové la oferta anual de Filmin y dentro de su majestuoso catálogo y de sus reliquias podemos encontrar también esperpentos asemejadas al tamaño del acorazado Potemkin.

Diana cuenta la historia de un joven empresario adinerado y emprendedor mediante la tecnología WIFI, y Diana es una joven Escort. El piso donde recae la acción de la película se convertirá en el escenario de un perturbador juego donde se revelarán sus personalidades ocultas.

Diana interpretada por Ana Rujas

El primer largometraje de Alejo Moreno

La premisa de la película puede resultar atractiva, y más aún después de leer varias críticas de varios medios especializados: “El filme más desconcertante y sorprendente”, “Diana son 101 minutos de intriga y erotismo”. También nos encontramos con que fue seleccionada para festivales como el de Málaga. Pero Alejo, su director, no consigue que conectemos con su película en los 101 minutos al no tener una línea definida a la que querer ceñirse.

Roza el cine experimental, el cine erótico, el thriller, el drama, etc. Pero ningún género llega a ser estable creando un producto difícil. Las declaraciones del director fueron claras, una obra maestra adelantada a su tiempo y que bebe directamente de la obra maravillosa de Carlos Vermut, Magical Girl. Incluso en la descripción de Filmin podemos encontrar que es comparada e igualada a dicha película de Vermut. Algo que al espectador le resulta de broma o de tomadura de pelo.

Pero centrándonos más en el filme, es palpable su narrativa centrada en un falso documental sobre los emprendedores, sobre las prostitutas de lujo y sobre el maltrato que sufren. Después la trama se centra en nuestro protagonista encarnado por Jorge Roldán, el empresario adinerado que está dispuesto a recurrir a la prostitución. Pero claro él no solo va por el sexo pagado si no que tiene sentimientos y se preocupa por el objeto que acaba de adquirir durante una hora.

Jorge Roldán en una escena de ‘Diana’

Ana Rujas lo mejor de la película

Por algunos lares se podría interpretar como exaltación de la prostitución y de que todas las personas que recurren al sexo pagado son personas decentes con familia y valores. No haré juicios, pero lo que sí se puede ajusticiar es sus constantes fallos de guion en la trama. No soy un genio, ni guionista, pero el director ha querido que le sigamos el juego en unos diálogos mal llevado a cabo, sin sentido. Esto sin mencionar el transcurso de la historia de los personajes, con un trauma por parte de la chica protagonista que será mostrado de la peor manera posible. Mediante las conversaciones tediosas de los dos protagonistas.

Hablando de los protagonistas puedo mencionar que el actor elegido para la cabeza de cartel, Jorge Roldán es una decisión, otra más, desacertada ya que Ana Rujas se come en cada escena a Roldán. Sin descaro Rujas es lo más salvable de la película. Ana nos hace un recital de capacidad actoral, nos hace deleitarnos y movernos en consonancia a su cuerpo. Siendo la escena de baile la mejor llevada a cabo y siendo el clímax de su actuación.

Pero como todo el film está mal encuadrada y es delimitada por el espacio que hay entre la cama y el espejo. Puede ser intención del director o problema por el escenario donde se graba, pero al espectador le da sensación de que es un error palpable y una mala decisión.

Por último, y para terminar esta pequeña crítica, me gustaría mencionar que es una película de bajo presupuesto y el primer largometraje del director. Se ven atisbos de genialidad o de profesionalidad, pero muchas decisiones de este film son mal ejecutadas. Creando un trabajo que vive de las referencias al cine de Gaspar Noé y Carlos Vermut pero que nos hace recordar lo genios que son estos dos cineastas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here