BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Vuelven los monstruos más clásicos

Este viernes llega a la pantalla grande, El hombre invisible una de esas adaptaciones que se han ido repitiendo a lo largo del cine y que forma parte de grandes monstruos como Nosferatu, la Momia, Frankenstein y muchos más.

Recordemos que Universal intentó adaptar a estos monstruos clásicos del cine, con Tom Cruise al mando del reparto y una adaptación de la momia bastante pobre. Tras este fracaso, Universal decidió hacer películas independientes de estos famosos personajes sin intentar unirlos en el llamado Dark Universe, algo que acabó desplomándose. Ahora y con Leigh Whannell detrás de las cámaras, vuelve este clásico con más fuerza que nunca.

La cinta deja un mensaje aterrador

En El hombre invisible, Cecilia (Elisabeth Moss) trata de rehacer su vida cuando recibe la noticia de que su ex-novio, un maltratador empedernido, ha sido hallado muerto. Sin embargo, su cordura comienza a tambalearse cuándo empieza a tener la certeza de que está vivo y de que aún la sigue acosando.

Una sinopsis breve que esconde mucho más, que esconde un mensaje solo perceptible cuando ves la película y que te deja de verdad pensando en lo que acabas de ver. No es una simple cinta de terror que te asusta un par de veces y ya ha hecho el día, te sigue a dónde vas, haciéndote pensar en que quizás esto pase mucho más de lo que nosotros nos pensamos. El acoso está a la orden del día y esta película trabaja muy a favor del movimiento «ME TOO» y eso hace que te metas en la piel de todas aquellas mujeres que pasan lo mismo que Cecilia día a día. De como un hombre invisible que las atormentó alguna vez, sigue ahí como una sombra. Es lo mejor que deja la película en el espectador y el mejor mensaje posible.

Un gran trabajo de Leigh Whannell

Leigh Whannell vuelve a la dirección tras Upgrade (2018) e Insidious: Parte 3 (2015), ambas muy diferentes y que tocan varios palos como la ciencia ficción en el caso del primero y el terror o suspense en el segundo. ¿Qué porqué digo esto?, porque esta cinta escrita y dirigida por él posee ambas características que modernizan este eterno clásico y la lleva a una escala más mostrando algo original y diferente pero con un toque clásico del cine de terror de siempre.

La cinta cuenta con una escritura formidable y está construida de manera brillante. Leigh es muy bueno dirigiendo y aquí hace un ejercicio espectacular con Elisabeth Moss, que está brilla como siempre, pero también hace un ejercicio de planta de cámara aparentemente sencillo, pero que está muy bien planificado. Sin duda es su mejor trabajo a nivel técnico tras Upgrade.

Uno de los mejores papeles de Elisabeth Moss

Tomemos un respiro del ámbito técnico de la dirección y hablemos de la magnífica Elisabeth Moss (El cuento de la criada) que aquí hace un gran papel que sostiene con mano firme y convierte un personaje que podría rozar lo insulso en la mejor baza para ver esta película.

Seamos sinceros, hay ciertos papeles que por muy malo que sea el personaje o complicado, si un actor bueno lo coge, puede convertirlo en una obra de arte y es justo lo que pasa aquí. El personaje es una mujer con problemas psicológicos debido al maltrato diario de su pareja y eso la lleva a sufrir paranoia y llegar incluso hasta la desesperación y la locura conforme va avanzando la trama. Y la actriz logra que parezca tan fácil que es una delicia saber más del personaje, de cómo va a acabar, ella es el imán del film. Rodeada eso sí, de un elenco coral muy bueno y que soporta de manera crucial a la protagonista durante el transcurso de la película.

En cuanto a los efectos y la fotografía, cuentan con un planteamiento inicial muy inteligente, acorde a la planta de cámara ejecutada por Leigh. La verdad es que todo funciona al unísono y hace que junto a la música, nos haga vibrar el corazón. La música es tenue pero terrorífica y nos hace estar en tensión en todo momento, utilizando los famosos jumpscares de manera brillante y dejándote con una sensación muy poco agradable. Todo funciona a la perfección, que es imposible no dar las gracias por lo que estás viendo.

Para los fans del cine clásico

En líneas generales, El hombre invisible nos presenta una cinta terrorífica que deja un mensaje oculto bastante tenebroso y lleva al espectador a pensar en todo ello, obsesionante con la idea de que eso te puede pasar a ti también porque a día de hoy, estas cosas pasan. De diferente forma, pero pasan.

Leigh Whannell nos regala una actuación formidable de Elisabeth Moss y de sus compañeros de reparto que nos hacen vibrar con cada escena y es una cinta que hará las delicias de los fans del cine de terror más clásico.

Director: Leigh Whannell.

Reparto: Elisabeth Moss, Storm Reid, Harriet Dyer, Aldis Hodge, Oliver Jackson-Cohen, Zara Michales.

Género: Suspense, drama, terror.

Duración: 124 minutos.

Fecha de Estreno: 28 de Febrero de 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here