BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

El Vecino, la serie que escapa de los clichés típicos del género.

Lo nuevo de Netflix, El Vecino, el último trabajo de Nacho Vigalondo como director, una serie del género de superhéroes que podemos ver ya. Innovaciones en el género, comedia y sobre todo muchísima marca personal del director. Esta vez os hablamos de la serie que suscitó cantidad de comentarios hacia los guionistas (Miguel Esteban, Raúl Navarro, Santiago García, Pepo Pérez) y directores (Nacho Vigalondo, Paco Caballero, Víctor García León, Ginesta Guindal).

Inspirados por la novela gráfica homónima publicada en 2004, por parte de Santiago García (guionista) y Pepo Pérez (dibujante). Los guionistas Miguel Esteban y Raúl Navarro nos cuentan la historia de Javier (Quim Gutiérrez), un hombre cualquiera cuya mediocre vida se trunca por momentos. Lola (Clara Lago), su pareja tiene dudas, no ve futuro en su relación.

Un día a Javier le despiden de su trabajo de camarero, parece que hasta ahí todo mal pero del cielo le caen superpoderes y con la ayuda de su vecino José Ramón (Adrián Pino), estudiante para oposiciones, aprenderá a lidiar con su nueva vida.

En El vecino se tratan los dilemas y retos básicos del género, como: el aprendizaje y control de los superpoderes o el cliché de encerrarse en una habitación, evadirse para salvar la ciudad y volver a su vida normal antes de que nadie se dé cuenta.

También encontraremos dilemas no tan comunes. Dudas que el espectador habitual del género fantástico se ha planteado alguna vez después de ver cualquier película. Utilizar los poderes en bien de la sociedad o en el bien propio al estilo más antiheroico, el mantenimiento del anonimato frente a la fama que implicaría alardear de su nueva condición, etc.

El vecino ©Netflix

Las tramas secundarias, tan importantes o más que la principal

Lo que más llama la atención de la serie no es el tratamiento del superhéroe como tal, es el contexto. El guion hace avanzar las tramas secundarias ligadas a la de Javier de forma envidiable. De los personajes principales falta mencionar a Julia (Catalina Sopelana), la vecina de Javier e íntima amiga de Lola.

Julia es la figura más activa en las tramas secundarias y dado su carácter reivindicativo, estas tramas rondan el feminismo, la conciencia de clase o una ferviente crítica a las casas de apuestas en los barrios obreros.

Una forma muy sutil y potente de tratar los temas sociales y políticos que a los autores generan inquietud, ya que ambos fueron guionistas de El Intermedio, Miguel Esteban lo fue del Fin de la Comedia o Raúl Navarro de Late Motiv, programas y series abiertamente críticos y comprometidos con los temas sociales.

El desarrollo de los personajes a lo largo de la serie está muy bien llevada, más allá de la evolución de Javier, José Ramón o Julia; crecen de mano de los giros que van dando sus vidas acostumbradas a una monotonía absorbente.

En conclusión, no estamos frente a una serie con unos números que la hagan destacar. No es ni Stranger Things o La Casa de Papel (por poner un ejemplo español), pero El Vecino tampoco lo busca. No tiene aspiraciones de ser una superproducción, no busca cambiarnos la vida. La serie simplemente pretende hacernos pasar un rato ameno, permitirnos un maratón de 10 capítulos de media hora, hacernos reír y dejarnos con canciones como En el muelle de San Blas en la cabeza a toda hora. Sinceramente, lo que se propone, lo cumple con creces.

Directores: Nacho Vigalondo, Paco Caballero, Víctor García León, Ginesta Guindal.

Reparto: Quim Gutiérrez, Clara Lago, Adrián Pino, Catalina Sopelana, Jorge Sanz, Sergio Momo, Anibal Gómez, Denis Gómez, Nacho Marraco, Aitziber Garmendia, Marisa Lahoz, Paula Malia, Marisol Rolandi, Ferran Botifoll, Andoni Ferreño, etc.

Género: Comedia.

Duración: 30 minutos / 10 episodios.

Plataforma: Netflix.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here