BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Porno o erótico, he ahí el dilema

La raza es muy compleja. Su sistema neuronal y sus acciones son difíciles de estudiar. La sociología es una rama que intenta aprender de los seres humanos. Muchas veces sin llegar a conseguirlo y de recibir críticas desde las grandes esferas de profesionales. Otras acciones de los seres humanos son menos complejas, asiduamente comento en mi círculo más cercano que las personas nos movemos por patrones ya establecidos, en pequeños bancos asemejados a los que forman las especies marinas.

Pero una de las expresiones o acciones más primitiva del ser humano tiene que ver con el placer y la relación que este tiene con nuestro cerebro. Podríamos considerar que el placer es lo que puede llegar a mover el mundo. Primitivamente consideraríamos al placer como la rueda que hace que existamos como raza y que por consiguiente nos reproduzcamos. Pero sin lugar a dudas, el placer a veces es propio y no se necesita de factores externos.

El erotismo y la pornografía

El placer como hemos mencionado es sensorial. Pero es un pilar fundamental de la libertad, ya que durante demasiados años el placer estaba mal visto, mal visto por lo mismo que hemos comentado antes. Es la rueda que consigue mover a la sociedad y sí a esta sociedad se le priva del placer es más obediente. Es por esto por lo que muchas religiones han prohibido abiertamente la sexualidad a todo tipo de colectivos.

Y aquí durante muchos años es de donde ha surgido el erotismo y la pornografía. Desde las clandestinas viñetas eróticas hasta la más reciente pornografía. Pero esto hay que tomárselo como todo acontecimiento histórico, para entenderlo hay que ponerse en situación histórica.

Las viñetas de las que hablamos y revistas del estilo fueron creadas en un sistema represivo con sus ciudadanos. Como vía de escape a dicha extorsión tenían estas viñetas. Como vía a descubrir su sexualidad usaban los dibujos pictóricos que incluso llegó a pintar Goya, con su famosa “Maja desnuda” y sus litografías.

Pero la pornografía actual se mueve por lares de extorsión y maltrato hacía gran parte de la mujer y de su figura, con prácticas que incluso pueden suscitar a la violación. Y esta pornografía es la que los y las jóvenes tienen como referencia en su educación sexual. Ya que no existe una educación sexual durante su desarrollo, que zanje todas las dudas con la que los y las jóvenes conviven en su camino a la maduración.

Pero después de toda esta parrafada no he definido correctamente por qué el Cine erótico que tanto comento no es pornografía. Hemos visto en anteriores entregas de este especial películas con escenas de sexo explícito. ¿Por qué estas películas no son cine porno?

Las diferencias entre erotismo y pornografía

Empecemos con la narración, la primera diferencia. En la pornografía no existe dicha narración acorde a lo que estamos viendo, incluso podríamos decir que el guión que relatan en las escenas es simplemente para poner en contexto al espectador. A diferencia de películas como LOVE donde se habla de los sentimientos, del primer amor y de la pérdida de este, de los sueños, etc. Una película donde Gaspar Noé no escatimó en sus escenas sexuales, atendiendo a que todo esto era necesario para la construcción del relato. Dotando al sexo de un sentido narrativo. El cuál no encontramos en la pornografía estándar, debido a que está enfocada al puro placer propio.

Otra de las grandes diferencias son el elenco actoral. Los actores y las actrices que encontramos en la pornografía estándar suelen ser de habilidades algo cortas para el cine. Existen casos que desde la pornografía saltaron al cine, como el de Sylvester Stallone o Charlize Theron, pero son escasos. En cuanto al cine erótico sus actores y actrices suelen incluso ser grandes estrellas del cine contemporáneo, han hecho cine erótico: Léa Seydoux, Eva Green, Isabella Huppert, Marlon Brando (y su famosa escena bastante criticada), Tom Cruise y Nicole Kidman en una de las mejores películas de Kubrick. Y podríamos seguir recitando, incluso podríamos mencionar a grandes directores y directoras que han hecho cine erótico.

Pero sin lugar a dudas y nos servirá de conclusión para este artículo. Una de las diferencias más claras es el erotismo y la pornografía. Si mencionamos que el cine erótico es pleno erotismo es debido a su manera de ser contado, con escenas que son liberadoras e influyentes en el espectador, llenándonos de sentimientos. Una de las mejores películas que relata cómo es el amor es “Love”, sin tapujos y al desnudo pasando por todas sus fases. La pérdida, la ruptura, el nuevo amor, etc. Y el porno no proporciona nada al espectador, simplemente placer, durante minutos o horas. Creando solo un producto de consumo y no artístico como es el cine.

El erotismo y el placer es una rueda que mueve la sociedad, pero esta rueda puede actualizarse, solo queda ir modernizando y construyendo nuevos valores más modernos que doten a esta industria mal vista de sentimientos y aprendizaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here