Ya son muchos días los que llevamos en casa, aunque por fin, podemos salir a ratitos. El estrés al que hemos podido estar expuestos estos días afecta no solo a nuestra mente, también a nuestra piel: trabajo, universidad, móvil, tablet, ordenador, televisión

La cuarentena nos ha distanciado de esa gran enemiga, la polución, pero nos ha arrebatado otro muchos hábitos que hacían que nuestro rostro luciera perfecto. Por todo esto, por lo que nos ha quitado y por lo que nos ha dado esta cuarentena, es necesario cambiar la rutina de cuidado de nuestra piel, y para ello podemos introducir en la rutina habitual el uso de mascarillas caseras.

Mascarillas

¿Cómo podemos saber de qué manera afecta el aislamiento a nuestra piel?

Shiseido realizó un estudio en el año 2018 donde podemos ver respuestas a nuestras preguntas. En primer lugar, se comprobó que en situaciones de aislamiento los niveles de cortisol u hormona del estrés, se ven alterados no sólo a lo largo de los días, también durante 24 horas. Para considerar los niveles de cortisol dentro de lo normal o mejor dicho, dentro de lo saludable, el camino a lo largo del día sería el siguiente: niveles altos por las mañanas y bajos por la noche. En el este estudio se pudo comprobar cómo en una situación como la que estamos viviendo, los niveles más altos se dan por las tardes y al mediodía.

Actividad física, técnicas de relajación, automasajes o incluso el yoga facial, pueden contribuir a nuestro bienestar en tiempos difíciles. La limpieza facial y la hidratación son fundamentales dentro de una rutina de cuidado, pero hay otras cosas que ayudan a mantener nuestra piel sana, incluso estando en casa y sin tener los productos que normalmente utilizamos.

¿Os pillo el estado de alarma sin vuestra mascarillas favorita y sin el exfoliante que tanto os gusta? No os preocupéis, hoy os recomendamos varias mascarillas que podemos hacer todos y todas con productos que tenemos en casa, porque no podemos renunciar a esos momentos tan evocadores de relax e inspiración.

Mascarillas

4Para las pieles grasas: limón y azúcar

El limón es astringente y por lo tanto un ingrediente ideal para las pieles con tendencia grasa. Para preparar esta mascarilla casera se necesita medio limón y dos cucharadas de azúcar bastarán para tener una mascarilla, que a ser posible debemos utilizar por la noche, porque no es recomendable que nos de mucho la luz tras su aplicación (por eso durante nuestros días en casa es perfecto probarla). Tras el aclarado, sigue siendo necesaria la aplicación de nuestra crema hidratante habitual.

3Para las pieles que necesitan una dosis de hidratación urgente

La verdad que no me puedo quedar con una solamente. Una de las mascarillas caseras más eficaces es la de miel y fresa: troceamos unas fresas y junto con la miel batimos hasta que se quede espeso, después lo aplicamos al rostro y durante veinte minutos dejamos secar, por último aclaramos con agua preferiblemente fría. Ambos ingredientes aportaran a los rostros más secos la suavidad que necesitaban. 

La otra opción que proponemos para las pieles secas en la mascarilla de plátano, avena y miel. Esta vez con quince minutos será suficiente para que nuestra piel se renueve. Después podemos retirar y aclara con abundante agua.

2Para reafirmar e iluminar las pieles apagadas

Si sientes tu piel apagada, tu ingrediente probablemente sea el melocotón, la fruta ayuda a reafirmar e iluminar. Para preparar esta mascarilla casera mezclamos unos pedazos de melocotón con la clara de un huevo y batimos hasta conseguir una textura espesa. Lo dejamos aplicar durante veinte minutos y retiramos con agua fría. Nuestra piel estará irreconocible.

1¿Piel irritada? Chute de vitaminas

El aguacate es nuestra salvación. Tritura la mitad de uno y añade dos cucharadas de miel, va a aportar una cantidad de vitaminas a nuestra piel que la harán lucir menos irritada y más sana. Durante veinte minutos debemos dejar que haga efecto y después podemos retirarla con agua fría. Esta mascarilla casera es una de mis favoritas.

¿Útil verdad? Estas recetas caseras me han salvado la cuarentena. Podemos utilizar la que mejor le venga a nuestro tipo de piel: grasa, mixta, seca o escuchar a nuestra piel y ver que nos pide en ese momento. Como estas hay muchas más, os invito a que probéis y veáis cual de todas ellas hacen que vuestro rostro luzca sano, cuidado y ‘feliz’ a pesar de estar en casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here