En plano cenital, un corazón bombeando en un quirófano. Un bisturí atraviesa la imagen seguido de una serie de instrumentos quirúrgicos. Una papelera cargada de guantes de sangre. El sacrificio de un ciervo sagrado, la nueva apuesta de Yorgos Lanthimos, es un thriller psicológico en toda regla.

El sacrificio de un ciervo sagrado y la confusión mitológica

Agamenón, el rey de Micenas, mató a un ciervo consagrado a la diosa Artemisa. La diosa, como castigo, envió la peste al ejército y provocó la calma absoluta para que los griegos no partieran a Troya. Para silenciar la ira de la diosa, Ifigenia, la hija del rey, debía ser sacrificada.

El final del mito es difuso: unos aseguran que la joven murió como ofrenda. Otros apuestan porque Artemisa la sustituyó por una cierva. En cualquier caso, los barcos pudieron zarpar.

El sacrificio de un ciervo sagrado

Steven (Collin Farrel) es una eminencia en la cirugía. Anna (Nicole Kidman), su mujer, es una oftalmóloga de éxito. Todo es felicidad hasta que Steven entabla amistad con Martin (Barry Keoghan), un niño de dieciséis años sin padre. A partir de entonces, los acontecimientos dan un giro inesperado.

El sacrificio de un ciervo sagrado: la tremenda evolución de Lanthimos

El director concede a los personajes una vida, una historia que les precede, y ayuda a la creación de los mismos. Como en el resto de su filmografía, el griego no construye personajes en situaciones normales y les otorga fetiches sexuales extrañamente concretos -nunca veréis posturas de Nicole Kidman más extrañas-. El excelente guion, premiado en Cannes, favorecerá también la impecable interpretación de los tres ‘pesos pesados’.

El director prodigio ha crecido casi tan rápido como el viento. Los movimientos de cámara han sufrido una maduración sobresaliente, pues si recordamos Canino (2009), todo eran planos fijos y frialdad desorbitada. Aunque este segundo elemento no varíe, sí apuesta más por el valor estético y la violencia, que aun realista y escalofriante, juega con un tono más elevado.

La atmósfera: zooms, travellings y planos abiertos encuadrados a la perfección. El cineasta no solo cambia el movimiento de la cámara, sino que, además, lo hace de forma radical dejando claro que su forma de hacer cine tiene nombre de futuro.

Director: Yorgos Lanthimos.

Reparto: Colin Farrell, Nicole Kidman, Barry Keoghan, Raffey Cassidy, Sunny Suljic, Alicia Silverstone, Bill Camp, Denise Dal Vera, Jerry Pope…

Estreno: 1 de diciembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here