¡Rayos y centellas!

La llegada de grandes producciones como la saga Piratas del Caribe a principios de siglo nos redescubrió un género que prácticamente habíamos olvidado y que aún tenía mucho que ofrecernos. Pero ¿Y si no era así? Algunas de estas producciones se convirtieron en auténticos desastres taquilleros y en historias que caían en la banalidad sin aportarnos absolutamente nada nuevo. Bueno sí, nos ofrecían las mismas historias de siempre protagonizadas por los mismos personajes. ¿No me crees? Aquí tienes la prueba.

La isla de las cabezas cortadas (1995)

Conocida por ser una de las películas menos rentables de la historia del cine y dirigida por Renny Harlin, en 1995 llegaba a la gran pantalla esta película protagonizada por Geena Davis, Matthew Modine, Frank Langella y Christopher Masterson. Estoy seguro de que el fracaso de La isla de las cabezas cortadas no hubiese sido tal de no haber tenido esos garrafales errores en el guion. Y es que el guion de las escenas era escrito el día- o la noche- anterior al rodaje de las mismas. No es de extrañar que en ciertos momentos de la cinta veamos escenas que no tienen mucho sentido. Junto a este problema podríamos añadir el de la trama, tremendamente machacada en otras películas del género, y algún que otro desastre relacionado con la producción de la película (algunas excentricidades de Geena Davis y Renny Harlin llevaron a malgastar parte del dinero destinado a la producción de la película). Por lo demás en la cinta encontrarás escenas de acción que le dan un mayor ritmo y la hacen entretenida, y, por supuesto, una magnifica banda sonora que corrió a cargo de John Debney (La pasión de cristo), pero que no sirvió para salvar a esta superproducción hollywoodiense del desastre.

piratas
Geena Davis en La isla de las cabezas cortadas

Pirates of Treasure Island (2006)

Basada en la novela de Robert Louis Stevenson, Pirates of Treasure Island recibió grandes críticas al ser considerada como una fácil imitación de la película de piratas del momento, Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto, pues ambas fueron estrenadas durante el verano de 2006. Sin embargo, si comparamos ambas ficciones, Pirates of Treasure Island tiene merecidísimo su puesto en esta lista.

Blackbeard (2006)

Blackbeard es una mini serie estrenada en 2006 entre cuyo reparto se encuentra una actriz que años después despuntaría en la industria hollywoodense con películas como La hora más oscura (2012) o Interstellar (2014). Así es, Jessica Chastain protagonizó esta floja mini serie basada en la ‘verdadera‘ historia de la leyenda pirata, el capitán Barbanegra. Posiblemente se trate de esas películas de las que se avergüenzan los actores una vez que alcanzan la fama, pues se trata de una ficción más del montón que no aporta nada al género. Por si fuera poco, a pesar de venderla como una historia verdadera resultó ser una historia completamente ficticia basada la Edad de Oro de la Piratería. Nada trascendental. 

piratas
Cartel promocional de Blackbeard

Piratas (Serie)

Telecinco puso toda la carne en el asador con esta ficción que iniciaba sus emisiones en la cadena en mayo de 2011. Ni la intensa campaña promocional que llevó a cabo la cadena durante las semanas anteriores al estreno ni el casting de la serie, encabezado por numerosos rostros conocidos de la ficción y la televisión española, pudieron salvar la que era una de las series más caras de la cadena privada (unos cuatro millones de euros). Y razones no faltaron para que fuera cancelada tras la emisión de los ocho episodios que componían la primera y única temporada. Empezando por un guion pobre y siguiendo con un casting que dejaba mucho que desear, Piratas se convirtió en el mayor fracaso de la temporada. Una lástima porque pocas veces se había invertido y apostado tanto por una ficción que merecía bastante la pena, pues exploraba una trama prácticamente virgen en la ficción española. ¡Así no se hace!

PAN, el viaje a nunca jamás (2015)

El viejo clásico de Peter Pan volvía de nuevo a la gran pantalla en 2015 de la mano de Joe Wright, quien tal vez te suene por dirigir las magníficas Expiación, Más Allá de la Pasión (2001) y Orgullo y Prejuicio (2005). La historia del joven que no crece nunca llegaba en forma de precuela, planteando un nuevo punto de vista. Y aunque en un principio prometía ser una buena y renovada adaptación terminó convirtiéndose en todo lo contrario. Es cierto que PAN nos traía cosas nuevas: un nuevo estilo, un nuevo enfoque e, incluso, nuevos roles para los actores protagonistas. A pesar de ello no dejó de ser una película poco original y con muy pocas sorpresas de la que se podría haber sacado mucho más provecho, especialmente en lo que se refiere al guion. No deja de ser un blockbuster más en busca de una gran recaudación en taquilla (que finalmente no logró). Ni siquiera el gran reparto de la película, con actores como Hugh Jackman, Amanda Seyfried, Garrett Hedlund o Cara Delevingne pudieron salvarla. Caso aparte es el de Rooney Mara que fue incluso nominada a un premio razzie como peor actriz. No sé vosotros pero yo me sigo quedando con la versión animada de 1953. ¡Eso sí que es un clásico!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here