Desde cuándo la industria del entretenimiento eligió a los nazis como enemigo maligno estándar es algo que no tengo claro. Posiblemente desde Indiana Jones. Es un villano recurrente que no necesita presentación y que está demostrado que por muy plano que se dibuje, sigue funcionando bien. En Overlord volvemos a esos orígenes, ese enemigo clásico, carente de toda moral y sin claroscuros. Y si puede ser con un poco de fantasía y gore, pues mejor.

Nos situamos en el día antes del Día D, el día del desembarco de Normandía. Un grupo de paracaidistas sobrevuelan las lineas enemigas para localizar un pequeño pueblo francés con el objetivo de derribar la torre de comunicaciones y así romper la cadena de mando con la playa para facilitar el acceso a los aliados. La zona está mucho más protegida de lo que parece y al final únicamente un puñado de soldados consigue llegar al pueblo. Éste parece desierto, no se oye ni un alma y las cruces se amontonan quemadas en una calle. Al parecer los nazis se están llevando a los habitantes del pueblo para unos oscuros experimentos. Algunos habitantes vuelven, pero no como eran antes…

Overlord Poster

Un gran potencial a medio gas en Overlord

Como dato curioso, cuando se anunció la película de Overlord, por algún motivo, se corrió el rumor de que estábamos ante una nueva entrega de la saga Cloverfield. Nada más lejos de la realidad y la Bad Robot y J. J. Abrahams en persona corrieron a desmentirlo. Curiosamente, los fans pensaron que el director les estaba engañando (ya me diréis con qué fin) y que a pesar de las declaraciones, veríamos una precuela del Cloververse. Seguramente cuando se estrene en todo el mundo aún habrá quien esté buscando las referencias. Bad Robot ha producido una película con monstruos, ahí acaba toda referencia.

Siendo el segundo trabajo como director de Julius Avery (Son of a gun), Overlord es una película madura y bien producida. De hecho, la factura técnica y visual de la película es impresionante. Los efectos y la dirección se combinan en una secuencia inicial que ha entrado en mi lista de mejores secuencias bélicas del cine. Avery consigue captar la angustia, miedo y claustrofobia del avión de paracaidistas a la perfección. La ambientación y el estilo de esa secuencia dejan un listón muy alto.

Overlord desembarco

…Un listón que no vuelve a alcanzarse durante el resto del metraje. La puesta en escena de la primera mitad espectacular y las semillas de suspense están bien plantadas pero el resultado no termina funcionando bien. En la segunda mitad, la historia se vuelve excesivamente plana y simple, perdiendo la oportunidad de plantear una mitología del misterio de los monstruos o un plan interesante. Al final todo queda en un par de sustos y persecuciones, gritos y explosiones.

Aunque Overlord pueda decepcionar un poco en ese aspecto, sigue siendo una película suficientemente bien hilada para entretener y lograr evadirse durante las casi dos horas que dura. Tiene acción, dosis de misterio y mucho gore, lo ideal para dejarse llevar con amigos en el cine. Una de esas películas que habría hecho las delicias de la Muestra Syfy de Cine Fantástico.

Dirección: Julius Avery

Reparto: Wyatt Russell, John Magaro, Bokeem Woodbine, Iain De Caestecker, Jacob Anderson, Jovan Adepo.

Duración: 109 min.

Fecha de estreno: 9 de noviembre.

Deja un comentario