Bohemian Rhapsody coge carrerilla

La mejor película dramática del año según los Globos de Oro y una de las fuertes candidatas para el Óscar. Bohemian Rhapsody lleva meses en boca de todos y sigue ingresando en nuestro país. El biopic de Queen protagonizado por Rami Malek afronta la carrera para los Óscar® con un gran entusiasmo, ¿de verdad?

Sabemos bien que los Óscar® ya no son lo que eran. Sabemos que lo que buscan es el agrado de la sociedad y la etiqueta de “progresistas”. Que se quieren ganar el apoyo de quien haga falta por encima de todo, aunque tengan que nominar a Black Panther por 7 premios. De verdad, que eso lo sabemos de sobra. Sabemos que no volveremos a ver en años la calidad de hace no mucho, ¿pero de verdad hemos llegado a esto?

bohemian rhapsody
Rami Malek – Bohemian Rhapsody

¿Es una película de Óscar?

Obviando la nominación de Black Panther, hablemos de Bohemian Rhapsody. Ante todo, dejar claro que personalmente me pareció una buena película. Un proyecto muy disfrutable y entretenido, y sin duda un título a recordar del 2018. Al final no tuvimos a Cohen, tuvimos a Malek, pero bueno. No tuvimos la historia de Freddie Mercury, si no la de Queen, vale. Aceptaron cambios sobre los hechos reales para aportar un poco de emoción, y es lo que hay.

El fallo principal de Bohemian Rhapsody según mi opinión es que no sabe muy bien a quién ajustarse. En ciertos momentos parece que la película se cuenta desde el punto de vista de Freddie Mercury, y nos acerca mucho al personaje. Sin embargo, luego vemos que hay momentos en los que el grupo en su conjunto es su protagonista, un vacío de protagonismo innecesario. Además, el hecho de que se vayan a una fórmula de contar su historia tan convencional y pegada la norma rompe con Queen en sí mismo. Un grupo que siempre ha buscado romper las reglas y que ahora se ve en su biopic como “uno más”. Bohemian Rhapsody no es para nada un mal proyecto, es un proyecto para los fans, para entretenerse en el cine, pero no va más allá de eso.

Bohemian Rhapsody
Rami Malek ganador de un Globo de Oro

El cine comercial

Esto último lo dice todo, un guion plano, sin emoción. Basado en una historia real que al final se tuvo que modificar de forma clara para intentar conmover al espectador. Un proyecto comercial con un final de veinte, sí, veinte minutos de canciones. Es una película que sin duda encantará a los seguidores de Queen y a los amantes de la música, y no tengo ningún problema con eso. Tiene una interpretación buena, pero que no sale de la imitación (pero que también va a por el Óscar). Si esta es la industria del cine que queremos, en la que se premie lo más comercial y lo que mueva a las masas, dadle el Óscar.

Que Bohemian Rhapsody tenga que competir con proyectos como Green Book o Roma me parece de risa. Pero que consiga llevarse el Óscar ya me parece de pena. Me parece que si empezamos a premiar lo comercial se va a perder lo realmente bueno. Se va a perder la calidad y la originalidad.

En fin, si esto es el cine ahora, dadle el Óscar a Black Panther o a Bohemian Rhapsody, que yo me voy a Cannes o a Berlín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here