La clase de piano es la nueva película de Ludovic Bernard, un director francés conocido por sus películas; El Ascenso (2017) y Misión País Vasco (2017). El propio director cuenta que la historia nació «de la manera más sencilla: estaba en la estación esperando el tren y escuché a un joven tocando el piano…no parecía en absoluto ser alguien afín a la música clásica…Fue un momento mágico.» 

La clase de piano te envolverá en la música

Y así es, la película comienza con Mathieu Malinski (Jules Bencherit) tocando el piano en una estación de tren. Desde el principio nos deja claro que el joven tiene un talento indiscutible.

Entre pasajeros que corren por miedo a llegar tarde, personas a la espera de sus invitados y simples transeúntes está Pierre Geithner (Lambert Wilson), el director del Conservatorio de Música de París y no puede dar crédito a lo que oye. En ese preciso instante, Pierre vuelve a creer en la música.

Mathieu es un joven de una familia humilde y con amistades no muy acertadas. Una noche es sorprendido por la policía robando en una mansión con sus amigos. Lo llevan a la cárcel pero Pierre consigue sacarlo a cambio de que haga servicios comunitarios en el Conservatorio. Sin embargo, el director tiene otro destino en mente para el joven: quiere que perfeccione su técnica y participe en la competición nacional de piano.

la clase de piano

Toma cierta inspiración de Billy Elliot

Todo esto resulta abrumador para Mathieu pero con ayuda de la profesora Condesa (Kristin Scott Thomas) y el director, emprende el camino hacia la competición. No iba a ser todo ensayar y tocar el piano, Mathieu conoce a una chica en el Conservatorio; Anna (Karidja Touré). Se enamora de ella y será un gran punto de apoyo en esta nueva etapa.

La clase de piano tiene un argumento bastante típico y convencional, pero que indiscutiblemente nos hace volver a creer en los sueños. A pesar de imaginarnos el final tiene algunos giros y subtramas que enganchan.

Bajo mi punto de vista la gran protagonista de esta película es la música (Harry Allouche). Además, los planos que utilizan mientras vemos a Mathieu tocar el piano son muy acertados, nos mete de lleno en la pasión del chico.

la clase de piano

La interpretación de Lambert Wilson merece la pena

Por otra parte, la elección e interpretación de los actores merece la pena. En este film destacaría más que al protagonista a Lambert Wilson. Vivimos con él ese deseo por sacar a Mathieu de su situación y llevarlo a la música, que es su verdadera vocación. En general, es un drama interesante y puede llegar a emocionarte. Si eres melómano y crees que los sueños se hacen realidad, esta es tu película.

Dirección: Ludovic Bernard.

Reparto: Jules Benchetrit, Lambert Wilson, Kristin Scott Thomas, Karidja Touré, André Marcon, Michel Jonasz, Elsa Lepoivre, Vanessa David, Samen Télesphore Tenou, Xavier Guelfi.

Duración: 106 minutos.

Estreno: 8 de febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here