Here we go again! Un año más, otra Muestra Syfy de Cine Fantástico que comienza. Como ya es tradición el Cine de la Prensa de Madrid se llena para recibir el mejor cine de ciencia ficción, terror y fantástico. Lo que terminó siendo un chiste recurrente cada año es más cierto y estamos en otra Muestra del Amor. Del amor al género, del amor al cachondeo y del amor a uno de los mejores eventos cinéfilos del año.

Este año el nivel general de la muestra está siendo sorprendentemente alto. En la presentación las tres salas del céntrico cine de la capital se proyectó Capitana Marvel. No puedo negar que este año había algunas dudas acerca de si Leticia Dolera volvería a presentar la muestra, pero se disiparon al momento con la enérgica aparición de la actriz y directora, que  gracias al evento volvió a Twitter después de 4 meses apartada de las redes. La muestra del amor sana y todo. El habitual cachondeíto o mandanga durante las películas se redujo al mínimo para disfrutar de la nueva película de Marvel vitoreando y celebrando los mejores momentos de esta gran superproducción.

In fabric, dejando el listón muy alto el primer día

Capitana Marvel marcaba el primer día de la muestra, pero el viernes es cuando arranca de verdad. Generalmente la primera película suele ser para ir calentando el ambiente ya que muchos no pueden acudir o llegan cansados de trabajar durante la semana. Pero esta vez el pistoletazo lo dió In fabric, una locura en forma de película que cuando yo la ví en el Festival de San Sebastián tuve muy claro que iba a hacer las delicias de los asistentes a esta muestra. Los espectadores gritaron rieron y se lo pasaron como niños viendo los fetichismos de Peter Strickland. Para muchos, la película de la muestra.

Además este año la Muestra Syfy tiene tanto contenido que necesita diversificarse, por lo que varios estrenos se proyectarán paralelamente. Este ha sido el caso de la nueva producción de Sky (porque en la muestra del amor también hay sitio para series), la serie Curfew. Mi compañero Álvaro apuntaba acertadamente al gran potencial que veía en la serie a medio plazo.

Upgrade

Upgrade, una imagen vale más que mil palabras

Upgrade es de esas películas que había leído en varios tops de lo mejor del año pasado y sabía que era una de las favoritas de muchos. Lamentablemente, la sinopsis no invitaba a tomársela muy en serio. Un hombre, que queda tetrapléjico y cuya mujer muere en un accidente de coche, decide implantarse un chip experimental para mejorar su cuerpo y atrapar a los asesinos. Parecía una mala película de tarde pero pasados unos minutos quedé atrapado por completo.

Desde la lograda estética ciberpunk (sin ser recargada como en Blade Runner) hasta la misma historia de venganza, la ultraviolenta Upgrade tiene pocos fallos. Los paralelismos con el simbionte de Venom son claros (para muchos, Upgrade es superior a la cinta de Sony) y las escenas de acción son tan originales como bien rodadas. Además, el final, muy acorde con este tipo de historias, nos sorprende y recuerda que seguimos en la Muestra del Amor.

Cerdita

Gintama y Cerdita, como el día y la noche

Nuestra jornada cerró con el estreno del corto Cerdita de Carlota Martínez Pereda y la película Gintama. El corto ganador de un premio Goya a Mejor Corto de este año nos cuenta el sufrimiento de una adolescente que simplemente quiere darse un baño en una piscina y termina corriendo por una carretera victima del bullying. El giro que torna la historia es tan satisfactorio como perfecto para el público de la muestra, que lo aplaudió con ganas.

Mientras en la sala 3 (la sala MM, de la mandanga maybe) se proyectaba El Año de la Plaga de Carlos Martín Ferrera, en la sala 1 el pudimos ver casi por sorpresa la adaptación de acción real del anime Gintama. La película se anunció un día antes, pero la sala estaba casi llena.

Gintama es de esos animes rarísimos, lleno de acción y humor surrealista a partes iguales. En una era Edo retrofuturista, Japón ha sido invadido por criaturas alienígenas humanoides que ahora conviven entre ellos, mientras los samurais han sido relegados al olvido. Gintama nos presenta a Gintoki, un antiguo samurai que ahora se gana la vida con lo que puede, mientras se pasa el día tumbado leyendo mangas.

Gintama

Las adaptaciones de animes a acción real siempre son extrañas, pero Gintama hace el intento más forzado de adaptar el estilo visual de un anime que he visto. Desde zooms extremos, efectos exagerados y expresiones faciales absurdas, la película no deja de ser un anime con personas. Por suerte, la gran baza con la que juega es que es totalmente autoconsciente. Los efectos especiales son malos, pero los escenarios y maquillajes aún peores. Eso da pie a grandes gags con los que ellos mismos se ríen de lo absurdo de toda la producción, así como constantes referencias a otros manganimes.

Toda una muestra del amor al material original que resulta desternillante en su primera mitad, pero se vuelve plomiza al final. Por suerte, en la Muestra Syfy cualquier película mala mejora y los constantes momentos en la que la película parecía que iba a terminar y no era así fueron recibidos con muestras de humor por parte del público.

Definitivamente, este 8 de Marzo ha sido el día de la Muestra del Amor en la Muestra Syfy. Del amor a un vestido de In Fabric. Del amor de un marido que lleva al camino de la venganza de Upgrade. De la falta de amor al prójimo en Cerdita. Y del amor a los fans por proyectar locuras como Gintama.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here