A la vuelta de la esquina es un drama de Thomas Stuber, protagonizado por Sandra Hüller y Franz Rogowski. Nos cuenta una historia muy particular que demuestra que la rutina también es especial. Christian es nuevo en un supermercado de grandes almacenes y está aprendiendo junto a Bruno (Peter Kurth) a usar la máquina elevadora. Entre los pasillos conoce a Marion, de la cual también se enamora.

Este relato que a simple vista nos puede parecer algo inusual, consigue crear un espacio dramático maravilloso. Creo que el director dota a la historia de alma, tanto en los planos que utiliza para detallar con precisión los movimientos de la máquina como en el romance de ambos protagonistas. La relación entre Christian y Marion comienza con algunas bromas en el trabajo pero no tardan en florecer los sentimientos.

a la vuelta de la esquina
Cartel de «A la vuelta de la esquina»

 

Un romance en el supermercado

Sin embargo, Marion está casada aunque no es feliz en su matrimonio. Durante el filme vemos cómo se repite una y otra vez los días de Rogowski. Se despierta, se pone su uniforme y se dirige a su etapa de aprendizaje. ¿Quién diría que manejar una máquina elevadora sería tan difícil? Más de uno lo podrá ver en A la vuelta de la esquina. Thomas Stuber consigue esta rutina mediante la repetición de planos; cada día vemos el mismo plano de Christian poniéndose el uniforme y entrando a trabajar.

Pero no es esto lo más importante…la personalidad de Christian y la relación tan bonita que tiene con Marion conquista al espectador. Sí que es cierto que no hay una gran variedad de sucesos, pero tampoco le hace falta. Es una película que catalogaría como íntima del director, no menos extraña.

a la vuelta de la esquina
Fotograma de «A la vuelta de la esquina»

El reparto de A la vuelta de la esquina 

Al ser una historia tan simple, algo imprescindible es conseguir que los personajes cuenten algo, que transmitan. Rogowski y Sandra Hüller lo consiguen sin lugar a dudas. Christian está intentando aprender y ser algo mejor que lo que fue en el pasado, además de que tiene una sensibilidad muy llamativa. Por otro lado, Marion es el punto agradable y simpático del relato. Los demás trabajadores del supermercado, entre los que están Peter Kurth y Ramona Kunze-Libnow, ayudan a crear ese universo rutinario en el que cada uno es parte de un todo.

Los diálogos son dignos de admiración

Además, el director juega con simbologías y sonidos; el sonido del mar. ¿Qué tiene que ver el sonido del mar con un supermercado? Quizás es el ansia por estar frente a una inmensidad tranquila, que fluye y que no te ahoga en el día a día. En un aspecto más técnico, los planos están bastante bien planteados. Pero lo más destacable es el guion de Clemens Meyer y también del director, Stuber. Me sorprende cómo hilan la historia y creo que se resuelve con un final bastante emotivo.

Esta película alemana llega a los cines españoles el 12 de abril de 2019A la vuelta de la esquina no es una película convencional, o te gusta o no te gusta. Lo que sí está claro es que te evade de tu rutina adentrándote en la de Christian. Franz Rogowski ganó el Premio del Cine Alemán a Mejor Actor con este filme.

Dirección: Thomas Stuber.

Reparto: Franz Rogowski, Sandra Hüller, Peter Kurth y Ramona Kunze-Libnow.

Duración: 125 minutos.

Estreno: 12 de abril de 2019.

2 Comentarios

  1. Me ENCANTA el actor principal. La verdad es que la trama no me llamaba mucho, pero después de leer tu crítica me apetece bastante verla! Jeje Ya os diré si me encanta o la odio. Yo creo que me va a encantar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here