Una joven de 21 años acaba de dar a luz. No quiere al bebé. Al día siguiente lo entrega a los servicios de adopción y abandona el hospital. Así comienza la nueva película de Jeanne HerryEn buenas manos. La directora acierta con una historia de amor verdadero, el amor de una madre y lo hace de la mano de un reparto impecable.

Theo, que acaba de nacer, es trasladado del hospital a la vivienda de sus padres de acogida. Mientras vive con Jean (Gilles Lellouche) y su familia, los servicios de adopción trabajan para encontrar a los que serán sus futuros padres. No resulta un trabajo sencillo, ya que el abandono de su madre biológica ha dejado en el pequeño Theo una carencia emocional difícil de suplir. El grupo de profesionales sugiere la candidatura de Alice (Élodie Bouchez), una mujer que lleva casi 10 años luchando por ser madre.

en buenas manos

En buenas manos se nutre de una gran documentación

La historia tiene además un enfoque informativo, cuenta con una documentación que dota de realismo al relato. La gran incógnita que nos ofrece la directora es; ¿logrará Theo encontrar una familia y ser feliz?, aunque también dirige la mirada a Alice; ¿cumplirá su sueño de ser madre? En buenas manos juega con la unión entre todos los personajes, que finalmente se entrelazan en un final emotivo. El amor, en este caso el maternal, carece de prejuicios o complicaciones, es un amor puro e inocente. Gracias a la interpretación de Élodie Bouchez vemos este amor en una simple mirada.

En general, es una trama bien resuelta que desarrolla a sus personajes en su justa medida. Sin embargo, al tener ese punto de documentación, el final del filme discrepa con todo el desarrollo. En buenas manos podría ser un documental sujeto a la realidad pero su final, acompañado de la banda sonora (Pascal Sangla), reúne todo el interés que se echa en falta durante el desarrollo de la película.

La trama se resuelve bien, aunque el desarrollo de ésta puede llegar a aburrir

Dejando de lado la historia de Theo, el filme entra en diferentes subtramas de los personajes que harán que el espectador empatice con ellos. Los planos que escoge la directora son en su mayoría primeros planos o detalle que acercan los sentimientos y las emociones mostradas en pantalla. La música, que personalmente eché en falta durante la historia, se manifiesta sobre todo al final de En buenas manos. Un espejo de amor, familia y humanidad que ha llevado a más de 800.000 espectadores a la salas de cine en Francia.

El filme cuenta también con siete nominaciones a los premios César 2018, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guion. Esta película francesa tocará más la fibra de unos que de otros, pero es indiscutible su destreza visual y lo bien que los personajes desarrollan el tema de En buenas manos. 

Dirección: Jeanne Herry.

Reparto: Sandrine Kiberlain, Gilles Lellouche, Élodie Bouchez, Olivia Côte, Clotilde Mollet, Miou-Miou, Leïla Muse, Stefi Celma, Youssef Hadji.

Duración: 107 minutos.

Fecha de estreno: 1 de mayo de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here