El género kaiju o «de monstruos» es un tipo de cine muy popular en Japón pero realmente difícil de ver en occidente. Godzilla es indudablemente el mayor exponente del género. Aún así, lo que para a alguien del país nipón es bastante sencillo de asumir (peleas de monstruos gigantes en películas con un presupuesto dudoso) fuera de sus fronteras necesita algo más de desarrollo.

Godzilla (Gareth Edwards, 2014) consiguió occidentalizar de una manera digna al género, a pesar de algunas decisiones de guion cuestionables. El diseño del monstruo era todo un homenaje al clásico (fofisano, en el mejor de los casos) y resultaba imponente pero éste quedaba en un segundo plano detrás de una trama un poco insustancial. Ahora Godzilla: Rey de los monstruos llega para ampliar el mundo de la película, ofreciendo una galería de criaturas extrañas gigantes y centrándose en la lucha de los kaijus. ¿Estará a la altura?

GODZILLA: KING OF MONSTERS

Después de la destrucción causada por Godzilla al luchar contra los otros dos monstruos de San Francisco, el mundo está en alerta. Nadie ha vuelto a ver a la criatura pero una empresa, Monarch, está siendo investigada por el gobierno por ocultar y proteger el paradero de otros tantos titanes. La doctora Emma Russel (Vera Farmiga) junto a su hija Madison (Millie Bobby Brown) han conseguido un método para calmar o controlar a estas bestias. Monarch, encabezado por el doctor Serizawa (Ken Watanabe), cree que hay monstruos protectores, como Godzilla, pero hay otros grupos interesados en despertar a aquellos que no lo son.

Un Godzilla inmenso y un gran homenaje

Una de las opiniones que más escuché después de la versión de 2014 era que el monstruo apenas se veía. Godzilla: Rey de los monstruos consigue solucionar todo eso y mucho más. Consigue con éxito dotar de esa dimensión titánica a los kaijus, construyendo rápidamente una mitología y una épica que les sienta muy bien. Las criatura gigantes que pueblan la película hacen gala de unos efectos bien logrados y sus enfrentamientos son tan destructivos como se puede esperar.

Godzilla Cartel

Hay que aclarar que esta película viene a intentar corregir los defectos de su predecesora, no a corregir los defectos del propio género. Y es que Godzilla: Rey de los monstruos es un constante homenaje a las películas clásicas. Desde las impresionantes representaciones de Mothra, Gidorah y otras criaturas a unos sus poderes y trasfondos tan espectaculares como ridículos. También se recalca la inclusión de King Kong en este mundo de bestias gigantes. Este afán por el homenaje lleva incluso a un doble personaje interpretado por la china Zhang Ziyi que pretende referenciar de una manera muy oscura las películas clásicas de Mothra pero que termina generando más confusión.

Aunque esta película se centra y mucho en los monstruos, los humanos siguen siendo el talón de Aquiles de la cinta. La acción cae en picado en cuando Godzilla abandona la pantalla y deja entrever un argumento simple y con situaciones mal resueltas. En concreto el personaje de Vera Famiga viaja entre lo irritante y lo estúpido y secundarios como Bradley Whitford intentan ejercer de alivio cómico pero sólo consigue sacarte de la película en cada frase.

Resumiendo, Godzilla: Rey de los monstruos es una buena película de monstruos y una película de humanos más regular. Tiene buena acción y efectos para pasar dos horas comiendo palomitas y abre las puertas para un nuevo universo compartido donde en un futuro próximo podremos ver, literalmente, la mayor pelea del cine. ¿Godzilla o King Kong?

Duración: 131 min.

Dirección: Dougherty

Reparto: Millie Bobby Brown, Kyle Chandler, Vera Farmiga, Bradley Whitford, Charles Dance, Thomas Middleditch, Sally Hawkins, Aisha Hinds, Ken Watanabe, Randy Havens, Anthony Ramos, Jonathan Howard, Zhang Ziyi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here