Desde el inesperado éxito de Call Me by your name y en parte gracias a su posterior nominación al Oscar, Timothée Chalamet se ha convertido sin duda en uno de los jóvenes actores más queridos de su generación.

The King es uno de los estrenos más esperados de Netflix, que presenta un drama histórico inglés de lo más arriesgado. Eso sí, la película, que se ha presentado en esta edición del BFI London Film Festival, no ha conseguido ser de las más sonadas ya que no ha logrado convencer del todo al público.

© Netflix

Timothée Chalamet, el absoluto protagonista de The King

The King se basa en las obras históricas de William Shakespeare Enrique IV y Enrique V y sigue la historia del rey Enrique V. La dirección ha estado en manos de David Michod, quien también ha escrito el guion junto a Joel Edgerton, incluido en el reparto. The King nos enseña el camino hacia la madurez del rey Enrique V (Timothée Chalamet), un joven salvaje e indisciplinado que no parece estar demasiado preparado para reinar. Conocido como Príncipe Hal, este joven desdichado heredará la corona de forma inesperada por lo que deberá aprender lo que significa ser un rey en un entorno lleno de traidores en el que estará acompañado por su único y verdadero amigo, su mentor Falstaff (Joel Edgerton). Pero no será tarea fácil cuando la guerra y el caos sean los grandes protagonistas.

Destacable interpretación de Timothée Chalamet

La película nos muestra la coronación del rey Enrique V. Pero no solo eso, The King supone la coronación de Timothée Chalamet como una de las grandes promesas de su generación. Aunque más que una promesa, podríamos decir que es ya uno de los grandes actores de su generación. En esta ocasión, cambia totalmente de registro respecto a papeles como el de Call Me By your name, Beautiful Boy o incluso Lady Bird para ofrecernos una interpretación mucho más madura.

Está claro que Timothée Chalamet es el absoluto protagonista de The King, pero es un título que se gana según van pasando los minutos del largometraje. Una actuación para nada forzada, que le sale perfectamente natural y cuyo papel le sienta como un guante a un actor que pese a su juventud ha llegado pisando fuerte. La presencia escénica que tiene es brutal, cautivando al espectador en cada plano en el que aparece. Timothée Chalamet parece haber nacido para estar frente a una cámara, sea en el registro que sea.

Un actor que supera nuestras expectativas

Sin embargo, pese a la buenísima y destacable interpretación del actor, la película no consigue estar a la altura de las expectativas. Si por algo interesa el personaje de Enrique V es por su actuación, pero ni siquiera eso basta en una película así. La primera parte de The King es demasiado lenta y se hace incluso pesada porque no se cuenta nada que te haga tener un mínimo interés por la historia. La segunda parte puede interesar un poco más porque ya hay algo de acción, pero esto no sirve para salvar un largometraje totalmente vacío y con un guion demasiado flojo.

© Netflix

Robert Pattinson, la gran sorpresa de la película

Una de las grandes sorpresas de The King es la aparición de Robert Pattinson, cuyo papel en clave de humor hace que vuelvas a interesarte por la película. Un personaje que quizás no sea para nada necesario ya que puede sacarte un poco de la historia por lo absurdo de la situación pero que le da fluidez a la película, algo que se agradece totalmente en un momento en el que los minuto parecen no pasar nunca.

Aunque no se trata de una película demasiado buena sí que hay que reconocer que está muy bien en cuanto al reflejo de una época concreta se refiere. El vestuario es impecable, al igual que la fotografía.

Dirección: David Michôd.

Reparto: Timothée Chalamet, Joel Edgerton, Ben Mendelsohn, Robert Pattinson, Lily Rose Depp.

Género: Drama histórico.

Duración: 140 minutos.

Estreno: 18 de octubre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here