BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

¡Precaución! La temperatura sube, sube y sube

Sabemos que es verano y que hace calor, por ello te recomendamos acercarte al ventilador o aire acondicionado antes de leer este artículo. Y es que vamos a hacer un pequeño recorrido por algunas de las tantas escenas que el cine nos otorga y que consiguen subirnos la temperatura incluso si estamos en el mismísimo Muro de Hielo con Jon Snow. ¡Comencemos!

La primera escena de la que vamos a hablar pertenece a la película Wild Things (John McNaughton, 1998). Traducida en España como Juegos Salvajes, esta película de suspense protagonizada por Kevin Bacon, Matt Dillon, Neve Campbell y Denise Richards, tiene más de una escena subida de tono. Algunas son más light, y otras algo más salvajes, pero hay una en particular que trasmite un gran erotismo, y es la que vamos a mencionar a continuación. Esta escena la protagonizan los personajes de Suzie (Neve Campbell) y Kelly (Denise Richards), que comienzan a ponerse íntimas en la piscina mientras Ray (Kevin Bacon) las observa y graba con una cámara de vídeo.

Sin duda, es uno de los momentos que más suele recordarse de esta película.

subida de temperatura, wild things

La siguiente escena a comentar pertenece a Théo et Hugo dans le même bateau, una película francesa dirigida por Olivier Ducastel y Jacques Martineau, y protagonizada por Geoffrey Couët y François Nambot. La película trata sobre la relación que mantienen los personajes de Théo y Hugo a raíz de su encuentro en un club de sexo parisino. La escena en que ambos se conocen y se descubren, comienza de una forma suave, lenta y preciosa, y va tornándose en confianza, en desenfreno, en pasión, en una conexión física que destaca entre todas las de esa noche.

Dejando atrás esta escena inicial, la película completa es un relato fantástico que sucede en un breve lapso de tiempo, pero que logra desarrollar muchos temas a modo de conversación urbana entre ambos jóvenes.


theo y hugo, temperatura

Seguimos con Francia, y cómo no, en esta lista no podía faltar la maravillosa película dirigida por Abdellatif Kechiche y protagonizada por Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux. La Vida de Adéle (2013) es una película sobre el amor, sobre descubrimientos, sobre aciertos, y errores…

Adéle y Emma se enamoran, la química está en el aire, puede sentirse. Adéle no ha estado nunca con una mujer hasta que Emma aparece en la ecuación de su vida. Nunca antes se había sentido así.
En la película hay grandes escenas de pasión, no solo en cuanto a sexo se refiere, sino a simples miradas, caricias, besos, gestos, o diálogos. Pasión que conecta y pasión que desgarra y separa. La Vida de Adéle es una película sobre el amor, y de cómo este no siempre evoluciona de la forma que desearíamos.

la vida de adele

Pero aún hay más

Hay muchas otras películas que tienen escenas de esta índole, que transmiten sensualidad, pasión, y erotismo, como algunos momentos de la película The Notebook (2004) vividos entre Noah (Ryan Gosling) y Allie (Rachel McAdams), esos jóvenes enamorados que se dejaban llevar por la pasión y que, pese a los problemas que tenían, siempre se las arreglaban para volver a encontrarse. También caben destacar numerosas escenas de Brokeback Mountain (2005), con unos jóvenes Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, interpretando a Ennis Del Mar y Jack Twist, cuya relación pasa de amistad y de ser meros compañeros de trabajo, a amor; o escenas de la película Cruel Intentions (1999), ya sea entre Kathryn (Sarah Michelle Gellar) y Cecile (Selma Blair) o entre Sebastian (Ryan Phillippe) y Annette (Reese Witherspoon), cuya química en pantalla era remarcable (ambos actores salieron juntos en la vida real).

cruel intentions

Y vosotros, ¿qué escenas destacaríais?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here