¡La Llamada está de aniversario!

En 2013 comenzaba en el hall del Teatro Lara una pequeña obra de teatro escrita y dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi: La Llamada. Hoy, cinco años después, esta obra se representa en la sala principal del Teatro Lara con las entradas agotadas prácticamente todas las noches de jueves a domingo. Este quinto aniversario viene cargado de sorpresas, por primera vez en estos años Richard Collins-Moore le cede el papel de Dios a Paco Arrojo. Además, para acompañar a Lucía Gil y Angy Fernández -que hacen de Susana Romero- estarán Andrea Guasch y Nerea Rodríguez -ex concursante de OT– interpretando a María Casado. Erika Bleda y Alicia Orozco continuarán como Milagros y Bernarda, respectivamente.

la llamada nerea ot

Nerea se incorpora al equipo

En Moobys hemos tenido la oportunidad de hablar con Nerea, quien nos ha contado cómo está afrontando este reto de protagonizar un musical de tanto éxito y cómo está siendo su vida tras su paso por la Academia de Operación Triunfo. Está claro que para Nerea participar en OT ha sido una experiencia única gracias a la cual ha podido conocer a los Javis, con quien tiene una conexión especial que no sabría definir. Para Nerea estar en La Llamada es un regalo porque la obra es mágica y por la confianza que han depositado en ella. “Me han ayudado a cumplir mi sueño de estar en un musical así que estoy muy contenta”.

Además, Nerea es una persona que se identifica mucho con el personaje de María Casado: “Creo que todo el mundo se puede identificar con ella porque tarde o temprano en algún momento de tu vida siempre sientes la llamada de algo y es lo que te lleva a ser feliz.” El día del estreno fue muy emocionante para ella porque vinieron sus compañeros, su familia y sus amigos de Barcelona. “Me sentí muy arropada y a la gente le gustó mucho y eso a mí me llena de orgullo”. Pero, aunque siempre ha querido ser María Casado le gustaría que Dios fuera una mujer, y por qué no interpretarlo ella alguna vez.

la llamada nerea ot

De alguna forma Nerea ya estuvo “bajo el mando” de los Javis cuando recibía clases de interpretación en la academia, y es que según ella lo más curioso es que no hay diferencia entre eso y lo que está viviendo ahora dentro de La Llamada. Por otro lado, Nerea nos ha confesado que “me daba miedo no estar a la altura interpretativamente hablando porque nunca había trabajado tanto como actriz en un papel tan importante”. Por otro lado, está encantada con toda la gente de La Llamada, “los que ya estaban nos han acogido muy bien a mí, a Paco y a Andrea y entre los nuevos también nos hemos llevado muy bien. Me siento en familia, me han ayudado a confiar y me lo ponen muy fácil”.

Tras el paso por el programa, la vida de todos los concursantes ha dado un enorme giro, tal y como dice Nerea pasas de ser alguien anónimo a que la gente te conozca y te pare por la calle”.  Para ella lo más difícil al salir fue sentir que su vida todavía estaba allí dentro. “Yo estaba en mi casa y no estaba a gusto ni con mi madre, me sentía fuera de lugar. Sentía que mi vida seguía dentro de la Academia y necesitaba volver. Luego lo fui asumiendo poco a poco, pero sí que me costaba diferenciar porque para mí la vida real estaba dentro y realmente estaba fuera.” Pese a que dentro de la Academia tuvo momentos de bastante agobio -algo normal teniendo en cuenta la presión a la que estaban sometidos y que estaban totalmente aislados del exterior- disfrutó muchísimo y no cambiaría nada de su paso por OT.

la llamada nerea ot

“Los conciertos han sido algo muy especial, me marcó mucho el de Barcelona en el Palau Sant Jordi por ser mi casa”. Ahora la gira vuelve por lo que le tocará compaginar los conciertos con el musical, pero para ella es un “sacrificio muy satisfactorio que merece la pena”. Le gustaría seguir interpretando en musicales o incluso en series de televisión, o hacer algún doblaje también. Pero en cuanto a su carrera discográfica le gustaría grabar canciones propias y poder hacer sus conciertos.

Para terminar, tal y como nos ha dicho Nerea: La Llamada es algo que se tiene que ver al menos una vez en la vida y creo que es interesante poder verlo con diferentes personas. Recomendaría que me vinieran a ver a mí, pero también que vinieran a ver a Andrea. Cada una le da un toque diferente y lo bonito del teatro es que cada día es mágico y único, para los actores y para el público. El teatro es algo que no se tiene que perder, hace a la gente feliz”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here