La nueva adaptación de Robin Hood se queda por debajo de unas expectativas ya pesimistas.

Este diciembre llega a los cines una nueva adaptación de Robin Hood; sí, una más. Son incontables las veces que se ha intentado llevar a este personaje al cine, algo que hasta antes de ver la película ya da cierta pereza. A pesar de ello, no se puede negar que en alguna ocasión la adaptación no ha sido mala, lo que sí ocurre en este caso.

De la mano del director Otto Bathurst se intenta mostrar en pantalla una nueva versión más modernizada y para un público más joven. El encargado de ponerse la capucha es Taron Egerton y para reforzar el elenco tenemos a Jaime Foxx. Al igual que con la última adaptación de El Rey Arturo, no deja de ser un proyecto falto de calidad y muy pretencioso.

La trama que sigue la película nos sitúa a este joven como protagonista. Forjado como guerrero entre batallas y con la ayuda de un comandante (Jaime Foxx), iniciarán una cruzada contra la corona de Inglaterra para conseguir justicia para el pueblo inglés.

robin hood

Lo nuevo de Taron Egerton

Lo cierto es que Robin Hood ha salido peor de lo esperado. Lo esperado era una nueva adaptación más moderna en cuanto a recursos pero con poco que decir. Los resultados nos presentan una trama plana, con un guion del todo vacío y sin emoción alguna. Quizás sirva como ejemplo de que a veces hay que poner fin a ciertos remakes.

Sabiendo la historia del personaje, la película se queda en algo simple y sin la calidad necesaria. Entre las actuaciones no encontramos nada realmente destacable y la acción se vuelve ilógica y desproporcionada. Sin motivos ni razones para recomendarla.

Dirección: Otto Bathurst.

Reparto: Taron Egerton, Eve Hewson, Jamie Foxx, Ben Mendelsohn, Tim Minchin,Paul Anderson, Jamie Dornan, Josh Herdman, Nasser Memarzia. Kane Headley-Cummings, Björn Bengtsson, Ian Peck.

Duración: 116 minutos.

Fecha de estreno: 5 de diciembre.

Deja un comentario