6. Hablamos de los fallos de raccord

No podemos comenzar a hablar de fallos de raccord en cine si desconocemos qué es el raccord. Pongámonos en contexto. ¿Imaginas una escena en la que una mujer lleva un sombrero? Cambiamos de plano. Volvemos a enfocar a la mujer. Ahora el sombrero no está. Esto sería una falta de raccord o de continuidad cinematográfica. 

Podríamos decir que el raccord es la existencias de elementos de continuidad entre dos o más planos. Una película es rodada en varios días y en diferentes escenarios, por lo que el raccord contribuye a que el espectador no perciba estos saltos y cortes en el montaje. Con los ejemplo que ponemos a continuación lo entenderás mucho mejor. 

Seguro que más de uno os habéis percatado de este fallo de raccord. ¿Recordáis la escena en la que Peter Parker está probando la tela de araña en su habitación? Justo en ese momento rompe una pequeña lámpara que hay junto a la puerta. Sin embargo, en el plano siguiente aparece su abuela intentando entrar en la habitación y, ¡sí! ¡la lámpara aparece intacta!

Si te fijas bien, en esta película podrás encontrar varias faltas de raccord muy sutiles. Pero vamos a hablarte en concreto de una de ellas. En la escena en la que aparecen Ron y Harry en el tren de camino a Hogwarts, el peinado de Ron cambia de un plano a otro.

Como puedes observar en las imágenes, en la primera Ron con el pelo abierto en medio. Cambian de plano para enfocar a Harry y, cuando vuelve a aparecer Ron: ¡magia! Su peinado ha cambiado.

Probablemente este sea uno de los fallos de raccord más conocidos, ¡y no es para menos! Es cierto que esta película está plagada de pequeños errores de los que podríamos hablar, pero quizá esté sea el que más pueda llamar tu atención.

Vivian está desayunado mientras mantiene una conversación con su rico amante, Edward. En su mano sostiene un croissant pero, de un momento a otro: ¡se convierte en una tortita!

Las películas animadas no se quedan atrás. En el caso de Toy Story 3, existe un fallo de raccord en la escena en la que los juguetes corren a esconderse cuando Andy va a entrar en la habitación.

Woody utiliza un cajón abierto para bajar del mueble y olvida cerrarlo. Sin embargo, cuando Andy entra en la habitación, el cajón ya no está abierto.

Los fallos de raccord no son solo cosas del cine, también en las series podemos encontrarlos. En una escena de la segunda temporada de Juego de Tronos, podemos observar que aparece un caballo blanco que está completamente manchado. Pero, al cambiar de plano y volver a enfocarle, no hay ni rastro de la suciedad.

Después de esto seguro que comienzas a fijarte mucho más en todos los detalles. ¿Hay alguno que te haya llamado especialmente la atención?

2 Comentarios

  1. En la peli “A ciegas” en la escena previa a los rápidos si os fijáis en las vendas de los niños cambian de arriba a abajo. Han usado planos previos para esa escena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here