BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes
BannerAtlantica BannerHeroes

Un dúo explosivo, Mario Casas y Javier Gutiérrez

Los hermanos Álex y David Pastor llevan trabajando a caballo entre Estados Unidos y España más de 20 años. Después de trabajos para televisión y cine como Incorporated, Infectados o Los últimos días, estos directores y guionistas están a punto de estrenar Hogar, con Javier Gutiérrez y Mario Casas de protagonistas.

Con el sello de Netflix Original, Hogar se estrenará el 25 de Marzo en más de 190 países simultáneamente. La película explora la vida de un hombre que es obligado a abandonar su casa y una pareja joven se instala en ella. Con el tiempo, el hombre intentará infiltrarse en la vida de la pareja, para volver a su hogar.

La construcción de Hogar

Moobys: Antes de nada, felicidades por la película, que nos gustó mucho. Pero tengo que deciros que durante toda la película quería matar a Javier Gutiérrez, pero supongo que es lo que se pretende.

David: Esa es la idea, sí (risas)

Álex: Parte de la idea es que la gente tenga emociones encontradas con el personaje, ¿no? Es el protagonista y empiezas enganchándote a él pero poco a poco te vas dando cuenta que no deberías estar empatizando tanto con él.

¿Cómo nace la idea de Hogar?

D: Pues nació en una de las muchas mudanzas que Álex y yo hemos hecho a lo largo de los años. Eso de que un día te mudas y dejas un apartamento y te das cuenta que conservan aún las llaves de ese piso que has dejado y que si quisieras, o te atrevieras, podrías coger esas llaves, abrir la puerta del edificio, subir las escaleras, meterte en el piso y encontrarte con… quien sabe… con la gente que vive ahora, un piso vacío o con un tío con cara de “qué coño estás haciendo aquí”. No sé, de esa idea de tener esas llaves en la mano y pensar si me atrevería a hacerlo o no surge la idea de una película sobre un tipo que sí se atreve a hacerlo. Qué clase de persona sería capaz de hacerlo y qué circunstancias le llevaría a ello. De ahí surge la película.

«El personaje de Mario Casas tiene muchas inseguridades y debilidades»

¿Ya desde un principio surge la idea de contar con un reparto tan potente o surge poco a poco?

A: Bueno, uno solo puede soñar con estas cosas… A Javier lo teníamos bastante en mente como un ideal para el personaje pero nunca puedes estar seguro de que te vaya a decir que sí. Quizás a lo mejor lee el guion y no le gusta.

Tuvimos suerte, mucha suerte de que respondió al guion y lo mismo con Mario (Casas). La verdad que con Mario no habíamos pensado en un principio en gran parte debido a que él acostumbra a hacer de protagonista y el personaje no era así. Fue una sugerencia de los productores que tienen una buena relación con él y habían trabajado previamente y nos dijeron que qué nos parecería contar con Mario. Nosotros encantados, pero pensábamos que no le iba a interesar, que sería un papel demasiado pequeño. Ellos nos dijeron que estaba muy interesado en trabajar con buenos guiones y buenos personajes y que le daba igual el tamaño del papel y la verdad que tenían razón. Se leyó el guion, le gustó y nosotros encantados.

D: Ojo, Mario es coprotagonista de la película solo que no es, evidentemente, el primero del cartel. Además la gracia es que es un personaje que durante los primeros 30 minutos apenas sale. Le ves en fotos y de lejos pero apenas tiene ni frases.

Mario me ha recordado un poco en en papel que hizo en Contratiempo, ¿no? Una persona de clase alta, con su propios demonios personales… Además es de la misma productora si no me equivoco, ¿no?

A: Si, Nostromo produjo Contratiempo, si.

D: Sí, pero es un personaje muy distinto porque la gracia del personaje que interpreta Mario en Hogar es el de aparentemente un triunfador, alguien que en apariencia lo tiene todo pero a medida que rascas te vas dando cuenta que es pura fachada. Tiene muchas inseguridades y muchas debilidades y ese éxito que supuestamente tiene y que todo el mundo cree que tiene es una falacia. Yo creo que precisamente por eso a Mario le atraía el personaje y cómo explorar esas dos caras y ver qué se esconde detrás una persona que es un triunfador que luego no es tanto.

Álex y David Pastor, 4 manos, un director

¿Cuánto tardasteis en terminar el guion y la producción?

David Pastor: Bueno la idea la llevábamos manejando desde hace tiempo. Yo creo que en el 2015 fue es mudanza y tienes esa idea y se te queda en la cabeza. Además creo que fue en 2015 cuando vimos La Isla Mínima y redescubrimos a Javier (Gutierrez) y nos dijimos “coño, si algún día escribimos este guion, este hombre tendría que ser el protagonista”. Pero yo creo que escribirlo escribirlo, no fue hasta 2018 y a partir de ahí fue bastante rápido. Fue escribirlo a principio de 2018 y a finales ya estábamos rodando. La película la rodamos entre 2018 y 2019. Unos meses de escribir… encontramos a los actores muy rápido… la reproducción… la verdad que fue todo bastante rodado la verdad.

Estáis bastante acostumbrados a trabajar juntos, ¿cómo os distribuís el trabajo, cuál es vuestra dinámica de equipo?

Álex Pastor: La verdad que lo hacemos todo juntos. Desde el desarrollo del guion, obviamente uno de los dos tiene la idea base, no estamos tan telepáticamente conectados. Básicamente se la propone al otro, aunque a veces se trabaja un poco en solitario sólo para tener lo que los americanos dicen un “pitch”, y para tener una idea clara y si al otro le parece bien lo desarrollamos juntos y a partir de ahí si que trabajamos en un tratamiento bastante detallado donde está la historia explicada escena por escena con bastante detalle. Después nos repartimos el guion para dialogar, porque escribir el guion a cuatro manos a veces es un poco complicado.

David Pastor: Hay gente que lo hace, pero nosotros, no.

A: Hay gente que lo que hace es que uno coge a un personaje y otro a otro y se van contestando mutuamente. Nosotros no, nosotros hacemos una escena de manera independiente, la compartimos con el otro, nos damos notas mutuamente y la reescribimos… De esa forma consigues un guion que parece escrito por una sola persona.

La gran N

Entonces es muy importante que habléis entre vosotros todo el rato, para conseguir ese efecto.

David Pastor: Luego también tanto al escribir como al dirigir lo importante es que Alex y yo lo tengamos muy hablado y preparado de antemano para que cuando luego llegues al rodaje la gente tenga la sensación de que hay un director. Que son dos personas pero un solo director, así no vamos cada uno por su lado, uno diciendo “verde” el otro diciendo “azul”. Si no, esa es la receta para el caos y que la película se vaya a pique. Lo importante es que en la película yo confíe en él y él confíe en mí y que la gente del equipo pueda venir a hablarnos al uno o al otro y que la opinión sea válida.

¿Cómo ha sido esto de trabajar con Netflix? Ahora que no paran de hacer producciones, ¿cómo ha sido el trato con ellos?

A: Pues muy bien. Ha sido muy fácil la verdad. Básicamente la gente de Nostromo que tiene una buena relación con Netflix les mandó el proyecto pensando que íbamos al levantar el dinero de manera tradicional: ir a las televisiones, a las plataformas, buscando subvenciones europeas, del gobierno local, de España… y la verdad que empezamos por Netflix, leyeron el guion y les gusto y fueron ellos quienes nos propusieron hacerlo como un Netflix Original y que lo financiaban todo ellos. La relación fue muy buena, tenían algunos comentarios, muy pocas notas y fueron muy acomodaticios a nuestra visión de la película y nos respaldaron hasta el final.

D: Si, la verdad es que yo creo que si a Netflix les gusta el guion y les gustan los actores que tienes ellos entran a saco y como nosotros veíamos con todo preparado se han metido muy poco. Incluso yo creo que al revés. En montaje recibimos notas interesantes, por ejemplo: “¿esa escena no podría ser más rara? ¿más osada?” Pues claro, yo encantado. A veces, trabajando en EEUU te acostumbras a lo contrario, a la nota de “oye, ¿podéis rebajar esto?” Pero aquí no ha habido nada de eso. Un guion que a lo mejor hay gente que podría haber asustado ciertas cosas y a alguien le podría haber echado atrás, a Netflix en ningún momento le asustaron los elementos más oscuros del guion.

«Vamos a realizar series para España y Estados Unidos»

¿Cómo estáis ahora que estáis a punto de estrenar en más de 190 países? No es como ir a una sala y que poco a poco empiece el boca a boca. Esto empieza muy fuerte.

Álex Pastor: Sí, es una experiencia nueva para nosotros. Es cierto que ahora en general todas las películas tienen una vida más larga en las plataformas y tienen un alcance mayor aunque se hayan estrenado originalmente en el cine pero esto de empezar de 0 a lo grande de esta manera da un poco de vértigo y veremos que tal. Lo bueno es que como tenemos amigos en todo el mundo, hemos vivido en EEUU, en España… les puedes avisar a todos a la vez, y decirles “Ya la puedes ver, tiene subtítulos… No tienes porqué esperar al año que viene…”

D: A Estados Unidos, Noruega… Llega a todos lados. Pero el boca a oreja también es importante, quiero decir la película llega a Netflix y ahí flota o se hunde en función del boca a oreja y de que la gente la mire y que el algoritmo la recomiende en función de la relación del espectador.

Después de este trabajo, ¿qué proyecto tenéis ahora?

David Pastor: Pues estamos…. A ver nada que se pueda divulgar mucho ya que está todo muy verde. Estamos desarrollando un par de series de TV, una en EEUU y otra en España. Estamos con un par de películas, una en inglés en EEUU y otra en castellano en España también. Siempre tenemos muchas historias que nos gustan contar. Algunas encajan en España y otras no. Cada historia tiene contarse en el país que le toca. En el caso de Hogar es en España pero también hay proyectos en ambos lado del atlántico y hay proyectos para cine y para televisión. Si uno de esos proyectos acaba en Netflix nosotros encantados la verdad, porque la experiencia ha sido muy buena. Como a nosotros nos gusta hacer cosas un poco “rarunas” y un poco alejadas de lo comercial y Netflix apoya este tipo de cine por lo que nosotros encantados de tenerlos de cine.

Hogar, un reparto a la altura

Hablando de cosas rarunas, ¿cómo fue la reacción de los actores al leer el guion? ¿Hubo que hacer ajustes con los personajes?

A: No, les gustó mucho desde el principio. Con Javier fue un trabajo de encontrar los matices. De encontrar un personaje que fuese oscuro y que llegase a ciertos extremos a los que quizás una persona normal no llegaría pero encontrar la humanidad dentro de esas decisiones que el personaje va tomando y ver cómo anclarlo en una realidad reconocible por el espectador y eso un trabajo delicado que una persona como Javier domina muy bien y sabe hacerlo. Pero objeciones sobre el guion no tuvieron, solo era ensayar, trabajar las escenas, ver si alguna frase funciona mejor así o mejor allá… Siempre tienes que estar abierto al input, porque una cosa es lo que tienes pensado sobre el papel y otra cuando lo ves. Las palabras suenan distintas, hay cosas que suenan mejor y otras peor… hay que ajustarlo a la realidad que es tener dos actores delante interpretándolo para ti

¿Y cómo fue el caso concreto de David Ramírez? Yo lo conocía de Homozapping y de hacer mucha comedia y aquí tiene un papel… un papel muy jodido

D: (risas) La verdad que vino al casting y nosotros le teníamos visto de televisión, igual que tú, y quisimos que viniese a ver qué tal. Y fue el que mejor lo hizo. Era el que nos dio más mal rollo y además era el que más mal rollo daba sin tener que forzarlo, porque había gente que el personaje lo hacía de forma muy babosa o muy paródica y entonces eso tampoco funcionaba.

Yo creo que David es el que de alguna manera entendió el personaje y lo habitaba a su manera. Pero la verdad es que es una bellísima persona y a mi me sabe mal que haya tocado ese papel porque es una persona encantadora (risas)

Las recomendaciones de Álex y David Pastor para ver en casa

Así ya para terminar, ya que estamos como estamos en todos lados, ¿qué nos recomendaríais para ver estos días?

Álex Pastor: Yo no sé muy bien, como estoy viviendo en Estados Unidos no sé bien que oferta tenéis allí, pero ahora como estamos encerrados acabamos de ver de principio a fin una serie documental que se llama McMillion$, en HBO, que seguro que tenéis vosotros, que engancha bastante. Después de películas, recomendaría En la hierba alta, que es una adaptación de Stephen King que tiene una premisa super interesante y la película está muy bien.

David Pastor: Yo a ver… De Netflix recomendaría You que es una serie muy entretenida y bastante oscura que en el fondo tiene muchas cosas en contacto con Hogar y si a alguien les gusta la película seguro que les gusta también la serie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here