¡Dentro ranking, lo mejor de Black Mirror!

Black Mirror no deja indiferente, es un hecho. La serie de capítulos independientes sobre futuros (o no tan futuros) distópicos es más que capaz de remover cerebro, corazón y tripas. Y para muchos, fue una gran alegría saber que Charlie Brooker volverá a a la carga el 5 de Junio en Netflix con tres nuevas historias. A pocos días del estreno, hacemos un Top recorriendo las 20 entregas de la serie (incluyendo Bandersnatch).

Lo que os dejo aquí sería mi ranking personal, y puntualizo que para mí, casi todos los episodios son buenos, y me ha costado mucho ordenarlos. Por supuesto, la autonomía de los capítulos de Black Mirror hace que cada uno tenga sus preferidos. Os animamos a que deis vuestra opinión. ¿Estáis de acuerdo o creéis que me equivoco completamente? (Por cierto, si no has visto Black Mirror no continues, hay SPOILERS sobre los argumentos).

20. La ciencia de matar

Alguien tiene que ser el Top 20, y lo cierto es que La ciencia de matar (Men against fire) es posiblemente el episodio más previsible de Black Mirror. Es sencillo intuir que lo que nuestro soldado (Malachi Kirby) y sus compañeros perciben no es lo que parece. A pesar de eso, trae tensión y sobresaltos en abundancia.

19. Playtesting

Otro episodio estilo película de terror que nos da unos buenos sustos. Y sin embargo, la historia de Wyatt Russell probando videojuegos quizá tarda en arrancar y tiene un cierre en exceso abrupto y sencillo. Eso sí, no cabe duda que toca temas para dejarnos tocados.

18. Toda tu historia

Quizá el más flojo de la primera temporada, lo cual no quiere decir que sea malo. The entire history of you, protagonizado por Toby Kebbell nos hace reflexionar profundamente sobre una pregunta: ¿De verdad queremos poder recordarlo todo?. La pega es que fuera de eso, básicamente lo que tenemos es una historia de celos e infidelidades.

17. Cabeza de metal

Nadie puede negar el agobio al que Cabeza de Metal (Metalhead) es capaz de someternos, además de su cuidada imagen. Y sin embargo, a pesar de la excelente actuación de Maxine Peake, es posible que se quede corto. En una serie plagada de argumentos rompedores, este episodio no deja de ser una persecución.

16. Bandersnatch

No cabe duda de la originalidad del largometraje de Black Mirror. El modo «Crea tu propia historia» en una película es revolucionario. Y aún así, personalmente, terminé un tanto decepcionado con el desarrollo del argumento y con varios de los finales. Demasiado potencial desaprovechado, y si no está más abajo en el ranking es sólo por su innovación.

15. Black Museum

Black Museum es un buen capítulo pero quizá estaba planteado como un fin de serie. Eso hace que beba demasiado de recoger ideas de otros episodios. Es genial para los seguidores de la serie que quieran recordar, pero no es ni mucho menos el más innovador o impredecible.

14. 15 millones de méritos

Fifteen million merits tiene el estilo de los primeros episodios de Black Mirror, un fondo potente que nos lleva a extrapolarlo a la sociedad actual. Tal vez no estemos tan lejos de ser puros engranajes de una máquina. Lo que lo pone por encima de toda su historia es su sorprendente final.

13. Cállate y baila

Shut up and dance es probablemente el capítulo más cercano al presente de Black Mirror. Todos tenemos algo que ocultar, pero ¿hasta dónde somos capaces de llegar para ello? Alex Lawther y nuestro querido Bronn (Jerome Flynn) nos transmiten altísimos niveles de tensión y angustia en esta entrega.

12. El momento Waldo

Una idea terrorífica subyace en The Waldo moment, ¿Nos gobernaría mejor una marioneta como la que maneja Daniel Rigby que políticos reales? Hay gente que llega a creerlo, y la historia se retuerce con el conflicto moral. Esta entrega merece esta posición sobre todo por la originalidad del argumento.

11. USS Callister

USS Callister

El primer episodio de la cuarta temporada fue un retorno espectacular. Las grandes actuaciones de Jesse Plemons y Cristin Milioti se unen a un elenco de escenarios y efectos hasta entonces no vistos en Black Mirror. Y por supuesto, la cuestión moral de la tecnología para satisfacer la crueldad no se queda atrás. Lástima que ya se hubiera visto.

10. Blanca Navidad

El especial de Navidad de Black Mirror es otro episodio de mini historias pero, en mi opinión, superior a Black Museum. Las historias de White Christmas son quizá más innovadoras y su final menos predecible. Y por supuesto nos deja con mal cuerpo tras ver los peligros potenciales de la tecnología en malas manos.

9. Caída en picado

Nosedive es uno de los episodios de Black Mirror que trata del poder y el peligro de las redes sociales. Para Bryce Dallas Howard y la gente de su tiempo, la aprobación de la sociedad en internet es lo más importate, pues lo determina todo. Y es que lo más impactante de esta entrega es que está terriblemente cerca de la realidad.

8. Cocodrilo

El crimen genera crimen, la violencia genera violencia. Y la conciencia lucha a muerte contra el miedo a perderlo todo. ¿Cuán fuerte es la moral contra el pánico? Todo esto cabe en Crocodile, con una interpretación espectacular de Andrea Riseborough, a quien vamos siguiendo en su viaje a la más profunda oscuridad.

7. Odio nacional

Hated in the Nation toca también el tema de las redes sociales, pero con otro prisma. Las redes se usan con total impunidad, sin miedo a las consecuencias de lo que en ellas se dice o hace. Este episodio cambia ese paradigma, y el resultado es terrorífico. Y no solo por el final, sino por el camino. ¿Somos las personas de verdad tan crueles cuando se nos da poder y (supuesto) anonimato?

6. Hang the DJ

Hang the DJ

Un capítulo tremendamente complicado de situar en el ranking. La historia de amor de la cuarta temporada puede gustar o aburrir. A mi, me sucedió lo primero y en dosis altas, y por eso está aquí. Con el «amor en internet» más en alza que nunca, el tema de Hang the DJ estuvo a la orden del día, y su final es uno de los más sorprendentes de la serie.

5. Ahora mismo vuelvo

Be right back toca el cruel trance de la pérdida y de cómo lidiar con ella. Y entonces entran de nuevo las redes sociales, ¿Está en ellas todo lo que somos? ¿Es suficiente un «sustituto» para calmar nuestro dolor? Todos tenemos gente a la que echamos de menos, y por eso, para mi este es uno de los episodios que más remueve las conciencias de todo Black Mirror.

4. El himno nacional

Tras muchos grandes episodios, parecería que el primero no podría mantenerse en lo alto del ranking, pero para mi lo hace. Exageradamente impactante y bizarro, National anthem explora temas tan complejos como un nuevo tipo de terrorismo, el morbo de la sociedad y si el disfrute con la humillación está en la naturaleza humana.

3. Arkangel

El episodio dirigido por Jodie Foster representa la esencia de Black Mirror, la tecnología como arma de doble filo. Lo que parece mejorar nuestra vida puede derivar rápidamente en sometimiento, control total y violación de principios tan básicos como la intimidad. Todo eso se refleja de manera excelente en Arkangel, un episodio que nos deja tocados.

2. Oso blanco

En mi humilde opinión, White bear tiene el final más impactante y sorprendente de toda la serie, que no es decir poco. Pero por si eso no bastara para situarlo en los primeros puestos, tiene mucho más que ofrecer. Nos mantiene en total tensión y angustia, preguntándonos qué le pasa a esa gente. Y por otro lado, toca un tema tan candente como hasta donde se puede retorcer la justicia sin que se convierta en pura venganza. Magistral.

1. San Junípero

Esta elección de Top 1 no gustará a muchos, pero yo lo tengo clarísimo, y sus premios me apoyan. Tal vez porque en el fondo soy un romántico, tal vez sea porque amo los 80, tal vez sea por las espectaculares actuaciones de Mackenzie Davis y Gugu Mbatha-Raw o tal vez sea porque por primera vez, Black Mirror nos dio un final feliz. Pero para mí está cristalino: si como dice la canción «el paraíso es un lugar en La Tierra» es, entre otras cosas, gracias a que existen episodios de series como San Junípero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here