Llega el final del verano, y da inicio la carrera a los Oscars 2019. Con la temporada de premios ya en el punto de mira y las primeras quinielas calentando el horno, los festivales de otoño comienzan a delinear las películas que parecen partir como favoritas de cara a esa gran cita del próximo 24 de febrero en Los Ángeles. Las dos primeras paradas ineludibles, como cada año, no han sido otras que los Festivales de Venecia y Toronto.

La encargada de dar el pistoletazo de salida, el pasado 29 de agosto: la Mostra Internazionale d’Arte Cinematografica di Venezia. El festival italiano, celebrado en la capital del Véneto y que además constituye la cita más longeva en el calendario de festivales (se inauguró en el año 1932), prometía un reparto estelar de cintas para conmemorar su edición número 75. Y como era de esperar, no decepcionó. El jurado capitaneado por Guillermo del Toro, reciente ganador de los Óscar a Mejor Película y Mejor Dirección por su cinta La Forma del Agua y en cuya alineación se encontraban nombres destacados como Naomi Watts, Christoph Waltz, Taika Waititi o Tryne Dyrholm; otorgaron el ansiado León de Oro a la Roma de Alfonso Cuarón, en un movimiento unánime y respaldado por los aplausos de una crítica rendida a esa carta de amor que el mexicano parece haber dedicado a la tierra que le vio crecer.

Unos días más tarde, en el continente americano, el Festival de Cine Internacional de Toronto (TIFF) se cerró el 16 de agosto respaldando a Green Book de Peter Farrelly con el premio más importante de la cita. Considerado por gran parte de la prensa como el primer gran termómetro de la temporada, el Premio del Público de Toronto parece haberse asentado en la última década como un billete casi directo a la nominación en los Oscars 2019. De sus últimas diez ganadoras, tan sólo la libanesa ¿Y ahora adónde vamos? de Nadine Labaki se quedó sin la correspondiente nominación al Oscar. Parece por tanto prudente colocar a la cinta de Farrelly como uno de los títulos a seguir en los próximos meses.

Pero como no sólo de ganadores se nutre esta montaña rusa que supone la temporada de premios, vamos a repasar las películas que más ruido han hecho durante estas tres últimas semanas de festivales. Con la misma ilusión de cada año, en Moobys nos sumamos a celebrar el inicio de la temporada más divertida para los amantes del séptimo arte. Ovacionadas (y en algunos casos también apaleadas) por la crítica, estos son los títulos a los que no debemos quitarles los ojos de encima durante los próximos cinco meses. Entre ellos, muy probablemente, se encuentre la próxima ganadora a Mejor Película de los Oscars 2019. ¡Vamos a ello!

Roma (Alfonso Cuarón)

Con el León de Oro bajo el brazo y siendo la tercera película más votada para el Premio del Público en Toronto, la cinta mexicana adquirida por Netflix y estrenada en Venecia se ha erigido en estas tres semanas como la primera película a batir en la carrera a los Oscars 2019. Suma también a su favor el ser la escogida por México para competir por el Oscar a Mejor Película de Habla No Inglesa. Un premio que, a día de hoy, parece cuanto menos complicado que se le escape de las manos, vista la apisonadora emocional en la que se ha convertido, aunando apoyos de crítica y público. Con el entusiasmo generado y la expectación ya creciendo en muchos de nosotros, aún queda la duda de cuando y cómo se decidirá Netflix a estrenar la cinta en nuestro país, ya que el realizador mexicano parece estar peleando para que Roma llegue a las salas de cine de más países antes de lanzarse en la plataforma de streaming, como sucede habitualmente en Estados Unidos durante un par de semanas de estreno limitado.

En cuánto al resto de apartados de cara a los premios, no me cuesta demasiado imaginar a Alfonso Cuarón llevándose una segunda estatuilla a Mejor Director para su vitrina, tras la conseguida por Gravity en 2014. Como curiosidad, el mexicano puede ser la primera persona de la historia en ganar hasta cinco premios en el mismo año, batiendo así el récord que ostenta Walt Disney desde 1953, cuando venció en 4 categorías distintas. En el caso de Cuarón, la hazaña podría ser aún mayor, ya que en un escenario perfecto, podría optar hasta a seis premios: Mejor Película (es productor de la cinta), Mejor Director, Mejor Guión, Mejor Fotografía, Mejor Montaje y la mencionada Mejor Película de Habla No Inglesa. De cualquier manera, no es el único que podría pelear por dicho récord…

a star is born

A Star Is Born (Bradley Cooper)

…Ese segundo candidato no es otro que Bradley Cooper. El actor convertido ahora también en director, podría optar hasta a cinco estatuillas en la noche del 24 de febrero: Mejor Película (de nuevo, es productor de la cinta), Mejor Director, Mejor Guión, Mejor Actor y Mejor Canción (en el caso de que alguna de las canciones escritas por él sea elegida para representar a la cinta, caso algo improbable pero no por ello imposible).

A Star Is Born llega con la etiqueta de ser una versión reinventada para las nuevas generaciones de la película original estrenada en 1937, y reciclada posteriormente en 1954 y 1976. Con Lady Gaga y el propio Bradley Cooper en los papeles protagonistas, la historia nos narra la relación entre un cantante de country dado a la bebida y una joven compositora y cantante destinada a convertirse en una estrella del pop. Parecen aseguradas las nominaciones para Cooper como principal y Sam Elliot como secundario. Es con Lady Gaga con quien más dudas surgen, quedando a expensas de los académicos el demostrar si su actuación es bien recibida pese a ser un debut o si ese aura de estrella y todo el brillo que hay detrás de la Gaga más personaje que persona terminan por deslucir su trabajo, en favor de otros nombres más tradicionales y asentados de la industria.

Aupada por la crítica a su paso por la isla del Lido veneciana, y confirmada en el Festival de Toronto, son pocas las reacciones negativas generadas por la cinta. El mayor inconveniente o duda con el que parece cargar el drama musical es el de no haberse colado ni siquiera entre las tres favoritas por la audiencia de Toronto, algo que era esperado por muchos tras los halagos cosechados. De cualquier manera, habrá que estar pendientes para comprobar si A Star Is Born se sigue alejando del camino a los Oscars 2019 que trazó la también musical La La Land hace tan sólo dos años, o si por el contrario, comienza a enderezar sus pasos una vez lleguen los primeros reconocimientos.

No tendremos que esperar demasiado para comprobar por nosotros mismos si todo el ruido, la expectación y los aplausos generados por la cinta de Bradley Cooper y Lady Gaga merecen la pena. Su estreno en España está marcado para dentro de tan sólo unas semanas, el 5 de octubre.

First Man (Damien Chazelle)

Con este biopic espacial sobre la mítica figura de Neil Armstrong, puede que nos encontremos ante una de las películas más esperadas de la temporada. Encargada de dar el pistoletazo de salida oficialmente a este “otoño” tempranero de festivales en la noche inaugural del Lido veneciano, lo nuevo de Damien Chazelle llega con las expectativas por las nubes, pero con unas primeras críticas algo más secas y dispares y de lo esperado.

Lanzado a la fama por la ya atemporal para muchos (y excesivamente sobrevalorada para otros) La La Land y ese éxito indie que supuso Whiplash, el ganador más joven a Mejor Director en la historia de los Oscars se presenta ante la que parece ser su primera gran prueba de fuego, con un drama biográfico que se aleja bastante de su habitual gusto por lo musical, pero que sin embargo vuelve a encajar por completo con esa obsesión recurrente en su obra por el sacrificio como camino al éxito. Y qué éxito puede haber mayor que el de poner el pie en la Luna por primera vez, dejando una de las frases más míticas de la historia.

“Un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”. En ese pequeño paso del hombre es donde parece prometernos juego Damien Chazelle, ayudándose de un reparto (intachable sobre el papel) formado principalmente por Ryan Gosling y Claire Foy, para sacar todo el jugo a la parte más dramática, sensible y terrorífica de lo que supuso realmente la misión del Apolo 11. Confirmada como una de las películas que aparentemente luchará por todos los premios técnicos, es en los artísticos donde sus implicados deberán intentar rascar nominaciones que cada día se antojan más cotizadas en este curso.

Podremos disfrutar de First Man en las pantallas de nuestro país el próximo 11 de octubre.

The Favourite (Yorgos Lanthimos)

Citado por muchos como uno de los directores europeos más en forma de los últimos años, Yorgos Lanthimos firma con The Favourite su tercera cinta en ingles tras Langosta y El Sacrificio de un Ciervo Sagrado. Viajando al pasado con una pieza de época, el realizador más loco del cine heleno se rodea de un reparto de renombre, liderado por una Olivia Colman convertida en estrella de la cinta con la Copa Volpi a Mejor Actriz cosechada en el Festival de Venecia, y las ganadoras de un Oscar Emma Stone (La La Land) y Rachel Weisz (El Jardinero Fiel).

Coronada con el Gran Premio del Jurado en Venecia, esta historia de tragicomedia, enfermiza, fría, irónica y profundamente femenina que plantea la cinta parece tenerlo todo para ser la gran confirmación de Lanthimos en tierras norteamericanas, con la que según la crítica es su película más accesible y disfrutable, y la primera en la que el griego parece tenerle verdadero afecto a sus personajes. Veremos si dichos personajes consiguen llevar a cualquiera de sus tres actrices hasta la ceremonia de febrero, algo que parece más que asegurado.

Para disfrutarla en España, aún tendremos que esperar unos cuantos meses. La fecha de estreno prevista para la cinta es el 4 de enero de 2019.

Green Book (Peter Farrelly)

Con el Premio del Público del Festival de Toronto ya en el bolsillo, y todo lo que ello supone, no parece arriesgado afirmar que la cinta de Peter Farrelly va a jugar un papel destacado en esta carrera al Oscar y quién sabe si en los próximos meses puede llegar a situarse como una seria candidata a algo más que la simple nominación.

Responsable junto a su hermano Bobby Farrelly de algunas comedias tan míticas de los noventa como Algo pasa con Mary o Dos Tontos Muy Tontos, sorprende el recibimiento tan acogedor por parte del público a esta dramedia sobre la relación que se establece entre un pianista de jazz negro y el chofer blanco que le acompaña durante una de sus giras por lo más profundo de la América sureña, mientras navegan por ese racismo y la segregación negra tan característico de la región.

Protagonizada por Viggo Mortensen y Mahershala Ali (el ganador de un Oscar a Mejor Actor Secundario por Moonlight hace dos años), Green Book se posiciona como una de las pequeñas tapadas del año, con el apoyo de la audiencia tras su paso por Toronto, y ese factor pronosticador que tiene el festival canadiense durante su última década, ya no solo para la nominación, sino también para el relativo éxito de alguno de sus interpretes. De las últimas diez ganadoras, tan sólo tres de ellas (Slumdog Millionaire¿Y ahora adónde vamos? y The Imitation Game) se marcharon de la gala sin al menos una estatuilla para algún miembro de su reparto. Desde Frances McDormand a Monique, pasando por Emma Stone, el mencionado Mahershala Ali, Brie Larson, Lupita Nyong’o, Jennifer Lawrence o Colin Firth.

Conocido este dato, no podemos quitar la vista de encima a sus dos protagonistas de cara a la carrera, quizás incluso con más motivo para un Viggo Mortensen nominado hace tan solo dos años por aquel crowdpleaser que fue Captain Fantastic. Green Book no cuenta por el momento con fecha prevista de estreno en nuestro país.

If Beale Street Could Talk (Barry Jenkins)

Si parece complicado para Damien Chazelle repetir ese éxito apabullante de La La Land, aún más lo es para el hombre responsable de Moonlight, la cinta que le quitó de las manos el Oscar (literalmente), para regalarnos de paso un momento inolvidable y absurdamente delirante que forma ya parte de la historia viva de los Premios Oscars y de la propia televisión.

Con If Beale Street Could Talk, Barry Jenkins vuelve a fijar su mirada en la comunidad negra, adaptando la novela homónima de James Baldwin, autor y auténtico referente literario para la comunidad afroamericana de Estados Unidos. Con Kiki Layne y Stephan James en los roles protagonistas, la historia sigue el viaje de una mujer embarazada para limpiar el nombre de su marido, erróneamente acusado de violación, y probar su inocencia antes del nacimiento de su hijo. En lo interpretativo, las mayores opciones parece acapararlas Regina King, destacada en todas las críticas por su labor como secundaria.

Recibida con la misma unanimidad que su anterior obra, Jenkins aspira de nuevo a colarse entre las contrincantes más fuertes de la carrera con una historia pequeña, íntima y personal. Rodada con un estilo que la crítica define como más europeo que americano, Pese a lo imposible que parece repetir la gloria que ya tocó hace dos años, y aunque sólo sea por la figura de su director y por el encantador estilo visual que imprime a sus películas, es casi una obligación para este otoño estar pendientes de If Beale Street Could Talk, la cinta a batir en el lado más independiente de la temporada. Por el momento, no se conoce la fecha de estreno en España.

Widows (Steve McQueen)

Triunfador en 2014 con el drama histórico 12 años de esclavitud, Steve McQueen vuelve cuatro cursos después con una cinta que luce más comercial de lo habitual en su hasta el momento corta pero impoluta filmografía. En su reparto, interminable y de órdago a la vez, figuran Viola Davis, Michelle Rodriguez, Elizabeth Debicki, Cynthia Erivo, Carrie Coon, Colin Farrell, Daniel Kaluuya, Liam Neeson, Robert Duvall y Jacki Weaver. El guión, junto al propio McQueen, lo firma una Gillian Flynn que viene lanzada en los últimos años por el éxito que supuso la adaptación a la gran pantalla de su novela Perdida de la mano de David Fincher, y la serie Sharp Objects, el fenómeno televisivo de este verano.

La cinta narra el intento de cuatro viudas por vengar a sus maridos criminales, fallecidos en uno de sus atracos, terminando el trabajo que estos dejaron pendiente. Con la duda de si el aparente carácter menos académico y más hollywoodiense de la película jugará o no en su contra a lo largo de los próximos meses, Widows no parece ser una clara favorita, pero sin embargo si que, por puro caché de los implicados, debemos tenerla en cuenta de cara a las nominaciones, con especial hincapié en las categorías técnicas, un apartado donde las cintas de acción habitualmente consiguen imponer mayor dominio. Su estreno en España está marcado para el 30 de noviembre.

Beautiful Boy (Felix Van Groeningen)

Protagonizada por Timothée Chalamet, uno de los actores con mayor impacto en este último año gracias al fenómeno que supuso la Call Me By Your Name de Luca Guadagnino (del que hablaremos a continuación), y Steve Carrell; Beautiful Boy arrancó su camino en el Festival de Toronto con críticas algo más frías de lo esperado pero con unanimidad a la hora de destacar e impulsar, quién sabe si hasta la cita del 24 de febrero, la labor de sus dos actores principales.

Marcando el debut en inglés del holandés Felix Van Groeningen, autor de entre otras la maravillosa Alabama Monroe, cinta que ya estuviera nominada al Oscar a Mejor Película de Habla No Inglesa en 2013; Beautiful Boy narra la relación de un padre y un hijo, marcada por la adicción a las drogas del segundo y del consecuente sufrimiento e impotencia generado en el primero.

Con relativamente pocas opciones de ser considerada favorita en ninguna categoría, sí que resulta posible imaginar un escenario donde Beautiful Boy termine colándose en algunas de las categorías principales de la noche, peleando en mayor o menor medida por el premio gracias a alguno de sus intérpretes. No sería descabellado ver a un actor establecido, y que además genera simpatía, como Steve Carrell marcharse con la estatuilla. Igual de optimista podríamos ser con Timothée Chalamet, uno de los favoritos del público el año pasado pero que terminó yéndose a casa sin el Oscar, en beneficio de Gary Oldman y su Winston Churchill. ¿Su principal desventaja? Esa juventud que tanta indiferencia genera a ciertos sectores de la Academia, para alegría de actores más clásicos y con alguna que otra deuda pendiente en la ceremonia.

A excepción de los afortunados que la puedan disfrutar en el próximo Festival de San Sebastián, en el resto de España tendremos que esperar bastante más para verla. La fecha de estreno está marcada para el 1 de febrero de 2019.

Suspiria (Luca Guadagnino)

No podía faltar en este artículo la cinta más controvertida a su paso por Venecia. Recibida tanto con aplausos como con abandonos de sala, este aparente remake de la Suspiria de Dario Argento al que la crítica prefiere llamar readaptación, llega con la etiqueta de ser la película agresiva, violenta y provocadora del año. Si con alguna obra reciente la podemos comparar, esa es sin duda la madre! de Darren Aronofsky, una película que acogida por la crítica con la misma bipolaridad terminó quedándose fuera de los Oscars, e incluso de manera casi irónica, siendo nominada a los Razzies.

No parece pintar demasiado bien la cosa visto dicho precedente, pero teniendo detrás un reparto femenino tan jugoso como el que forman Dakota Johnson, Tilda Swinton, Chloe Grace Moretz y Mia Goth; o sobre todo la figura de un director en auge como Luca Guadagnino, lanzado tras el éxito de Call Me By Your Name, parece precipitado descartarla por completo de la carrera en estos primeros meses. Pese a que, efectivamente, resulta difícil imaginarla incluso siendo nominada a Mejor Película, no resulta tan descartable que la obra se vea recompensada con alguna nominación en aspectos como la fotografía, la banda sonora, el montaje, el reparto o incluso ese ejercicio de guión llevado a cabo para trasladar el universo de la Suspiria original a la Berlín de 1977.

Para comprobar si Suspiria resulta ser un caso similar a esa joya apaleada por crítica y premios que supuso madre!, o si por el contrario la Academia la acoge de brazos abiertos, tendremos que esperar hasta su estreno en cines el 7 de diciembre.

The Sisters Brothers (Jacques Audiard)

Estrenada en Venecia, el western de coproducción española supone la primera película en inglés del director francés Jacques Audiard. Palma de Oro en Cannes en 2015 con su cinta Dheepan y autor de obras como De Latir Mi Corazón Se Paró, Un Profeta o De Óxido y Hueso, el cineasta se marchó de Italia con el León de Plata a Mejor Director en su poder.

Definida por la crítica como un cuento de búsqueda y paciencia, repleto de amenazas, sangre y cambios de fortuna, The Sisters Brothers parece contener un relato (quizás no tan encubierto) sobre la masculinidad y los vínculos fraternales, explorados con brutalidad y humor retorcido. En el reparto figuran nombres como John C. Reilly, Joaquin Phoenix, Jake Gyllenhaal o Riz Amhed. A espera de su estreno en salas, no sería de extrañar verla presente en la gala de este año, como una de esas novenas o décimas nominadas que se cuelan casi de improvisto y con el apoyo del sector más tradicional de los votantes.

La cinta no cuenta por el momento con fecha de estreno en nuestro país.

The Ballad of Buster Scruggs (Ethan y Joel Coen)

Y seguimos en el western de la mano de los hermanos Coen y su último proyecto, una The Ballad of Buster Scruggs que originalmente se preparaba como una serie de televisión producida por Netflix, formada por 6 episodios a modo de antología y sin más conexión aparente que esos escenarios del desierto americano que caracterizan al género.

Finalmente, a su estreno en el Festival de Venecia, de donde además se marchó con el premio a Mejor Guión; pudimos conocer que la obra finalmente iba a ser comercializada en forma de largometraje, manteniendo eso sí su estructura. Por el reparto de las diferentes historias se pasean Tim Blake Nelson, Tom Waits, Liam Neeson, James Franco, Brendan Gleeson o Zoe Kazan, entre otros.

Recibida con menos unanimidad que la cinta de Jacques Audiard, pero con similar entusiasmo por parte de la crítica, y conociendo la trayectoria y el caché que ya de por sí tienen los hermanos Coen, no va a ser ninguna sorpresa que una cinta como The Ballad of Buster Scruggs termine recibiendo alguna nominación en categorías de habitual éxito para estos cineastas como son las de Mejor Guión.

En España, al igual que en el resto del mundo, la podremos disfrutar online en la plataforma Netflix, a partir del día 16 de noviembre.

Otras candidatas ya estrenadas:

Recibidas con menor entusiasmo por parte de la crítica a su paso por Venecia y/o Toronto en estas últimas semanas, las cintas a continuación tienen todo lo necesario para pelear de manera seria por algunas de las categorías interpretativas.

En Vox Lux, otro de los dramas con música de fondo que parecen acumularse este año, el británico Brady Corbet une la violencia y las masacres universitarias tan desgraciadamente habituales en los Estados Unidos, con la figura de una estrella del pop interpretada con una actitud más desatada que nunca por una Natalie Portman que quiere volver a la gala de los Oscars 2019 para llevarse esa segunda estatuilla que ya rozó con los dedos gracias a la Jackie de Pablo Larraín. Vista la reacción por parte de la critica con respecto a la originalidad de la propuesta, no habría que descartarla tampoco en una categoría en las que más habitualmente se premia lo extraordinario: la de Mejor Guión Original. Su fecha de estreno en España se desconoce por el momento.

Otra de las cintas que prometen dar guerra en las categorías interpretativas es Can you ever forgive me?, un drama biográfico dirigido por Marielle Heller y protagonizado por una Melissa McCarthy alejada de su habitual registro cómico, buscando su primera nominación a Mejor Actriz (ya estuvo nominada a Secundaria en 2012 por La Boda de Mi Mejor Amiga); y Richard E. Grant haciendo lo propio en la categoría de secundario. La cinta, estrenada en Toronto, ha sido recibida con los brazos abiertos por el público. Queda la duda de si los académicos verán en ella una cinta oscarizable, aupándola a estar presente en la categoría principal, o una de esas obras de pequeñas dimensiones que terminan pasando desapercibidas. La fecha de estreno para nuestro país es el 22 de febrero de 2019.

En Boy Erasedtenemos a otra de las cintas que partían con posibilidades para la nominación, pero que tras su paso por los festivales han perdido fuerza, centrando todos los elogios en sus actores secundarios. Con Russell Crowe y Nicole Kidman (a la que también se la coloca en la carrera por su trabajo como protagonista en la Destroyer de Karyn Kusama) en el punto de mira, parece casi descartable que este coming-of-age del actor y director Joel Edgerton consiga recuperar la suficiente fuerza como para meterse de nuevo en la carrera, más aún con la presencia de una cinta algo similar en espíritu como parece ser la anteriormente citada Beautiful Boy.

Con bastante más energía para arrancar una nominación parte Robert Redford con The Old Man and The Gun, la que promete ser su despedida de la gran pantalla tras el anuncio de retirada realizado hace unos meses. Una última oportunidad para los académicos de premiar a una leyenda viva de la actuación.

Elevado por la Copa Volpi a Mejor Actor en la Mostra de Venecia por At Eternity’s Gate, Willem Dafoe busca su asiento por segundo año consecutivo en la gala, tras la nominación a Mejor Secundario que ya consiguiera el año pasado con la independiente The Florida Project.

Las candidatas que aún esperamos:

Pese a la ingente cantidad de estrenos que han acaparado este año los festivales de Venecia, Toronto, y en menor medida Telluride; aún quedan algunas de las películas más esperadas por hacer acto de presencia en los meses que restan hasta finalizar el año, y con él la fecha limite de estreno para las cintas que quieran optar a los Oscars 2019.

Vice (anteriormente titulada Backseat), el biopic sobre el ex-vicepresidente de los Estados Unidos, Dick Cheney, puede que sea la más destacada de todas. Dirigida por Adam McKay (autor de La Gran Apuesta, película ganadora del Oscar a Mejor Guión hace dos años), Vice continua cargando con la expectación de la crítica, en lo que parece que puede ser una de las grandes candidatas de la temporada, especialmente en lo que a su reparto se refiere, con un Christian Bale de nuevo rendido a la transformación física para buscar su primera estatuilla, y una Amy Adams dispuesta a dar guerra en la categoría de secundaria tras cinco nominaciones sin final feliz y ese brillante 2016 en el que la Academia decidió olvidarla por completo pese a contar con dos actuaciones nominables y respaldadas por la crítica (La Llegada y Animales Nocturnos). La película, a día de hoy, no cuenta con fecha de estreno en nuestro país.

El otro gran nombre de esta carrera que aún espera su momento para presentarse es el de Mary Queen of Scots, el drama histórico dirigido por Josie Rourke y protagonizado por Saoirse Ronan y Margot Robbie, dos de las actrices jóvenes con mayor potencial del presente y que sin ninguna duda están ayudando a colocar los cimientos del Hollywood más próximo. Peleando como es habitual las cintas de época por premios como vestuario o maquillaje, las grandes incógnitas aquí vienen de la mano de sus dos actrices. Habrá que seguir con atención los primeros pasos de la película cuando se estrene para conocer si Saoirse Ronan y Margot Robbie cuentan con posibilidades sólidas de optar a una cuarta y una segunda nominación a los Oscars, respectivamente.

Es en Bohemian Rapsody donde más dudas recaen a la hora de establecer si este biopic de Freddie Mercury va a responder a las expectativas iniciales del proyecto o si toda la ilusión generada se habrá perdido por el camino tras los múltiples problemas en su producción, con espantada incluida en pleno rodaje de su director (Bryan Singer). El trailer por su parte no destilaba malos augurios, pero conociendo como suelen acabar cintas con similares dificultades, no sería de extrañar que la cinta protagonizada por Rami Malek terminara siendo la gran ausencia del año.

La batalla por el Oscar de Habla No Inglesa:

Para terminar, no podemos olvidarnos tampoco de mencionar ligeramente algunas de aquellas películas que, pese a lo complicado del reto, intentarán presentar batalla en la categoría de Mejor Película de Habla No Inglesa frente a la favoritísima Roma de Alfonso Cuarón. Entre ellas, destacan: Girl de Lukas Dhont, por parte de Bélgica; Sunset de László Nemes, seleccionada por Hungría y premiada por la crítica en Venecia; Shoplifters, la Palma de Oro en Cannes firmada por Hirokazu Kore-eda, enviada por Japón; Burning, representante de Corea del Sur dirigida por Lee Chang-Dong; Donbass de Sergey Loznitsa, enviada por Ucrania.

Entre aquellas que aún no han sido seleccionadas oficialmente por sus países, pero que cuentan con un gran respaldo de la crítica destaca Cold War, la cinta polaca dirigida por Pawel Pawlikowski, quien ya venciera en la categoría hace unos años con Ida. Países de eterna tradición cinematográfica como Italia, Francia o Alemania, aún deben elegir a sus representantes.

En definitiva, visto lo visto en los Festivales de Venecia y Toronto, además de lo ya estrenado en el siempre presente Cannes el pasado mayo, se nos presenta una temporada de premios de lo más interesante, entretenida y por el momento totalmente indescifrable. Desde Moobys seguiremos toda la actualidad con el mismo entusiasmo de siempre. Un año más, lo decimos:

Que se apaguen las luces de la sala. ¡Comienza la carrera a los Oscars 2019!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here